jueves, octubre 6El Sonido de la Comunidad
Shadow

14 de marzo es todos los días

4 foto día de la prensa cubana

Grabadora, agenda, micrófono y celular en mano puede vérseles en el surco, corriendo detrás de un atleta, en las alturas, a la cacería de un huracán y hasta en el quirófano.                

¿Diferencias entre un periodista y quien asume un personaje en la pequeña o gran pantalla? Los profesionales de la palabra igual hacemos arte pero no desde la ficción. El olfato entrenado ya para oler la noticia a kilómetros de distancia nos conduce a historias cotidianas donde usted se ve.

Elegir este oficio de intrusos, como definiera uno de esos grandes cubanos de pluma fina,  es asumir otras vidas, en ocasiones, renunciado a la nuestra; es polemizar sobre las violaciones en el precio del transporte, calmar el pánico en días donde el nuevo coronavirus acapara  titulares en todo el mundo; y subir a las redes sociales la realidad, lo mismo una foto del bache de la esquina que el esplendor de la vega de un campesino o la sonrisa de un niño inmunizado.

Nos creen omnipresentes y con una capacidad infinita en el disco duro porque “si eres periodista tienes que tener la última”. El video que aquel muchacho filmó sobre la caída del puente de Zaza del Medio se hizo viral en Internet. Este solo ejemplo ilustra cómo los receptores en su condición de consumidores también tienen crédito en el trabajo aunque desconozcan de herramientas y estilos reporteriles.  

No basta con tener la nariz de sabueso informativo. Hasta magos hemos sido para llegar a tiempo a una cobertura cuando dependemos de favores automovilísticos o para colarnos en la primera línea de flashes sorteando la multitud de esas familias periodísticas que quieren llevarse a casa la primicia de la actuación de uno de los suyos.

No nos han faltado trucos para detener a las fuentes escurridizas expertas en cerrar puertas; tampoco para tomar declaraciones, captar el instante preciso, subirlo a Facebook y twittear, todo eso cuando los datos móviles se resisten a activarse en Neiva.

El reto de escribir contra el reloj pareciera una cura contra los nervios que andan de puntas minutos antes de la salida al aire, de la tirada del periódico o mientras sus seguidores en el ciberespacio esperan la publicación.

14 de marzo es todos los días en cualquier medio de comunicación cubano. La prensa y sus protagonistas festejamos con la complacencia de que nos lea, sintonice, vea y rastree en la telaraña mundial.  

Impactos: 28

Compartir: