viernes, junio 25El Sonido de la Comunidad
Shadow

Significativo aporte de las minindustrias en Sancti Spíritus

Gracias a las minindustrias, miles de toneladas de productos se logran con la utilización de materias primas locales. Algunos surtidos ya incursionan en la red de comercio minorista

minindustrias espirituanas foto xiomara alsina
Minindustria espirituana

Tomado de Escambray.cu
En El Tomate, otra minindustria ubicada en la comunidad de Las Tosas, el desempeño productivo marca un camino ascendente. Allí las elaboraciones varían en dependencia de las estaciones de cosechas de vegetales y frutales.  Luis Rodríguez Ibarra, su representante, explica que apesar de ciertas limitaciones ellos obtienen unas 200 toneladas mensuales, fundamentalmente de vitanuova, siropes, pasta de tomate y condimentos secos, surtidos que salen al mercado correctamente envasados y etiquetados.

Para muchos lugareños la creación de esta pequeña fábrica les llegó como anillo al dedo, al contratar a 25 trabajadores residentes en Las Tosas. De las bondades del empleo habla Eridania Madrigal Jiménez, una de las fundadoras del centro: “Comencé en el 2014 y de no ser por esta minindustria no sé dónde podría ganarme la vida. Yo me ocupo de etiquetar los envases, pero hago lo que me pidan, ahora vengo a las 5:30 a.m. para regar el jardín antes de entrar al área de producción”.

CON EL AVAL DEL PUEBLO

Pese a algunos contratiempos, las industrias locales continúan su marcha, invierten cada día en esfuerzo e inventiva. Su utilidad, tan cercana a la población, es indudable. De ahí la necesidad de perfeccionar el funcionamiento.

Muy próxima al Camino de las Cañas, en la cabecera provincial, está la minindustria Los Cedritos. Ángel Yunier Pérez Martínez, su director, insiste en que la aceptación de los productos por parte la población resulta decisiva porque constituye un medidor de la calidad, aunque de esta planta salen surtidos también para entidades y organismos del territorio o para abastecer los puntos venta de reciente creación que se subordinan a la Agropecuaria Integral de Sancti Spíritus y como novedad ya incursionan en la red de mercados Ideal de la ciudad cabecera.

 “Ya realizamos la primera prueba de mercado en El Convenio y los productos que llevamos tuvieron tremenda aceptación —aclara Yunier—, ahora estamos elaborando en las minindustrias un amplio pedido con conservas derivadas del tomate y otras de la línea de ácidos, para llevarlos a centros del comercio minorista”.

Con la certeza de que este es el año de las minindustrias, Reinerio Zayas Aquino, director de Desarrollo de la Empresa Agropecuaria Integral, expone los beneficios de esta forma de producción en el autoabastecimiento local, pero más que eso, afirma que resulta determinante el perfeccionamiento de estas fábricas: “Estamos trabajando en el encadenamiento productivo, que consiste en establecer nexos entre las áreas de cosecha, el proceso de elaboración y la distribución.

También se fomentan las llamadas producciones cooperadas, con un ejemplo concreto en lo que ha hecho Los Cedritos con Frutas Selectas y la Cooperativa de Producción Agropecuaria Ángel Montejo para salvar elaboraciones que corren riesgo de no hacerse por falta de algún recurso.

El caso es que las minindustrias buscan eficiencia al elaborar toneladas de productos sin consumir diésel, ni electricidad, sino leña para echar a andar sus calderas, con inventos de todo tipo. El propio Zayas apunta que ya se trabaja en el perfeccionamiento de las mismas, en la acreditación de surtidos, algunos de los cuales ya tienen el aval de importantes laboratorios territoriales como el de Villa Clara, pero también se alistan para en un futuro poder entrar a la Cartera de Oportunidades e iniciarse en el mercado foráneo.

 De cualquier forma, sin minimizar lo que hacen los grandes centros procesadores, que en Sancti Spíritus no son muchos, el aporte de las minindustrias locales resulta imprescindible y novedoso para el pueblo.

Impactos: 22

Compartir: