viernes, enero 27El Sonido de la Comunidad
Shadow

Blandino, a 15 años de tu partida, te recordamos como lo que fuiste, “un gallo de pelea”

Un día como hoy 3 de Mayo de 2007, a los 67 años dejó de existir uno de los grandes de la pelota cubana, de los pioneros de nuestras Series Nacionales, integrante de los equipos Sancti Spíritus, Azucareros, Las Villas y Cuba, me refiero a Eulogio Owen Blandino Morell “El gallo de Cabaiguán”.

gallo

Por: Maikel Martín Gallego.

Resultó un destacado antesalista, conocido también como el tabaquero de Cabaiguán, quien tuvo el honor de ser el último de los fundadores de nuestras series nacionales en despedirse oficialmente del béisbol activo.

Blandino fue uno de los protagonistas de la primera fecha de aquel nuevo béisbol que surgió en el país, al alinear de sexto en la tanda y defender la llamada esquina caliente del elenco Azucareros que venció a Orientales, seis anotaciones a cero.

Exactamente el 15 de marzo de 1964, entraría en la historia como el primer jugador en conectar un jonrón dentro del terreno en series nacionales, hecho del cual fue víctima Cecilio Soto, en partido desarrollado en el estadio Latinoamericano.

En los 18 torneos en que intervino logró titularse con los Azucareros en las versiones de 1968-1969 y 1972, y con los sorprendentes espirituanos en la temporada de 1978-1979, en la que fue el bateador designado titular del elenco y participó en 47 de los 51 partidos del colectivo del Yayabo.

Otro cetro trascendente lo disfrutó en la Serie Especial de los Diez Millones con la selección de Las Villas, en 1970.

Habían pasado pocos meses del gran triunfo de los cubanos en el Mundial de Santo Domingo, en 1969, en el que resultó líder de los bateadores con 500 de average (20 hits en 40 veces al bate) y del triunfo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ciudad de Panamá, en 1970, donde la escuadra cubana sostuvo un encuentro con el General Omar Torrijos.

Este acontecimiento lo marcó para toda la vida, pues en 1982 declaró al diario Granma: «No imaginábamos que el General fuera hasta el banco. Era un hombre afable. Jamás olvidaré sus palabras cuando nos alentó para que siguiéramos ganando».

Importantes para su carrera beisbolera serían también las victorias en las justas del orbe de Cuba, 1971, y Nicaragua, 1972.

Un 8 de Abril del año 1979, Blandino decidió colgar sus spike.

Tal decisión la tomó en sus predios del estadio Mártires de Cabaiguán, provincia Sancti Spíritus, en fecha en la que se midieron los elencos de Pinar del Río y Las Villas en la V Serie Selectiva.

De esa manera dijo adiós el último de los 116 jugadores que el 14 de enero de 1962 echaron a andar las series nacionales en la Mayor de las Antillas.

Nace el 13 de septiembre de 1938, en Cabaiguán, medía 6 pies, una pulgada. Se casó y tuvo dos hijos. Desde los 12 años de edad comienza a jugar béisbol.

A los 15 participó con el equipo Cristal de Guayos, dando los primeros pasos en la pelota, después le sigue La Reca y Bauzá, ambos colectivos espirituanos.

Al principio de 1959 juega con el conjunto Sergio Soto de la Cabaña, y al final con el regimiento Leoncio Vidal.

Emprende el 1960 con el uniforme de la FAR de La Habana, y termina con el combinado de Trinidad en la antigua provincia de Las Villas.

Trabajó en el INDER, donde comenzó como instructor de béisbol en la Academia de este deporte, era militante del Partido Comunista de Cuba.

En Defensa de la Patria, después de la toma de Cabaiguán en 1958, el tabaquero se incorporó al Ejército Rebelde en la jefatura del comandante Ernesto Che Guevara.

La primera misión encomendada fue el cuidado de prisioneros. A partir de este momento las actividades en la defensa de la patria y el béisbol marchan de forma paralela en la vida del atleta. Fue soldado de la división 34 de Playa Girón.

Los aficionados hablan de Blandino con vocablos afables, pues la caballerosidad, sensibilidad y otras virtudes que siempre lo enaltecieron como pelotero integral. En honor a él se le puso los gallos al equipo de Béisbol de Sancti Spíritus.

Participó con los elencos cubanos en varios eventos internacionales, entre los que podemos mencionar:

(1969) Serie Mundial, República Dominicana.

(1970) Juegos Centroamericanos y del Caribe, Panamá.

(1971) XIX Serie Mundial, Cuba.

(1971) Torneo Amistoso en Italia.

(1972) Torneo por Invitación en Holanda.

(1972) Torneo de la Amistad, República Dominicana.

(1972) Segunda Serie del Caribe, Cuba.

(1972) Serie Mundial, Nicaragua.

(1973) Torneo de la Amistad en Arabia.

Por la trayectoria deportiva y revolucionaria fue condecorado con la medalla XX Aniversario, en ocasión de ganar el liderazgo de los bateadores, en República Dominicana, donde rehusó una propuesta de 18 mil dólares ofrecido por un Scout de las Grandes Ligas, ante esta oferta el jugador expresó “Soy un atleta de y para la Revolución”.

“Tremendo Gallo” (es una historia que nos cuenta el periodista villaclareño José Antonio Fulgueiras), que guardas relación con Blandino.

El Gallo de Cabaiguán ya había gastado sus mejores espuelas en la pelota cubana cuando visitó la Isla un equipo japonés que traía en su nómina a un pitcher cuyos lanzamientos sonaban como bombas en la mascota del receptor

De Owen Blandino, recio tercera base de los equipos Azucareros, existen cientos de anécdotas rondando por todos los estadios del país.

Ese equipo japonés traía en su nómina a un pitcher de apellido Yamaguchi, cuyos lanzamientos sonaban como bombas en la mascota de su receptor.

Yamaguchi venía repartiendo ponches por todo el territorio nacional hasta que llegó, en un sábado nocturno, hasta el estadio Sandino, de Santa Clara. La provincia organizó una novena para tratar de apagarle la furia a aquel diablo del montículo. Mas, aquella noche Yamaguchi se presentó más rápido que nunca. Los innings iban pasando y con la excepción del torpedero Pedro Jova, nadie más había tocado la pelota.

Así llegaron ambos equipos al noveno episodio y Azucareros perdía una carrera por cero. Jova se volvió a embazar y Pedrito Pérez, que era el mánager, miró para el banco, puso sus ojos en el rostro de Blandino y le gritó: «¡Vamos, Gallo, acaba con ese chino!»

Los dos primeros lanzamientos fueron idénticos balines que pasaron por el centro del home y el Gallo solamente atinó a mirarlos cruzar. El tercero, un cohete que venía a ras de tierra. Blandino le tiró sin tocarlo. Al cátcher también se le fue y dio como un misil contra el back stop.

«Coño, Gallo, qué clase de mierda hiciste», le vociferó el mánager, y Blandino sin inmutarse le respondió:

«Mire, Pedrito, yo estuve conversando con ese pitcher y ese cátcher antes de empezar el juego. Te diré que se conocen hace más de 20 años, viven en el mismo barrio y se quieren cantidad.

«Entonces, cómo tú puedes pensar que si él, que es prácticamente su hermano y con la mascota grandísima que tiene, no pudo agarrar la pelota, yo, que ni conozco a ese chino, se la iba a tocar con este batecito»……

Eulogio Owen Blandino Morell, hoy, a 13 años de tu fallecimiento, cada espirituano te recuerda como lo que siempre fuiste, un verdadero gallo de pelea.

LABOR DE POR VIDA EN LA PELOTA CUBANA:

OFENSIVA:

Series: 18

Comparecencias: 3838

Veces al Bate: 3473

Anotadas: 406

Hit: 883

Average: 254

Dobles: 117

Triples: 40

Cuadrangulares: 52

Bases recorridas: 1236

Sluguim: 356

Bases Robadas: 81

Cogido Robando: 52

Impulsadas: 367

Toques de sacrificio: 23

Flay de sacrificio: 20

Pelotazos: 23

Boletos: 299

Intencional: 61

Ponches: 520

Bateo para DP: 73

DEFENSA:

Juegos: 995

Entradas: 6 mil 765.0

Outs: 1122

Asistencias: 1624

Errores: 192

Total de lances: 2938

Average defensivo: 935

Doble play: 152

Triple play: 0

Publicación Recomendada:

Celebran en Cabaiguán Fiesta de la Cruz de Mayo

Impactos: 94

Compartir: