jueves, mayo 30El Sonido de la Comunidad
Shadow

Buñuelos de ñame: tradición que pervive en Cabaiguán

Existen tradiciones culinarias en nuestro país que nunca han desaparecido y entre las costumbres de la población cabaiguanense una de ellas es el consumo de los buñuelos de ñame

Los buñuelos que se producen de estos ñames tienen un sabor inigualable al paladar.

Por: Daisy Pilar Martín Ciriano

Todo aquel que ha tenido la oportunidad de degustar una comida criolla, seguramente ha disfrutado de consumo del ñame. Esta vianda tiene diferentes orígenes de nacimiento, unos en las orillas de ríos y cañadas y es conocido como ñame isleño, otros que crecen y se cultivan en montones. Lo cierto es que ambos son muy agradables en las comidas, ya sean hervidos y con salsa o miel por encima o elaborados como los ricos buñuelos.

Esta tradición se ha trasmitido desde tiempos remotos en la culinaria cabaiguanense, especialmente en las zonas del campo. Muchos aseguran que gracias al ñame de cañada sobrevivieron los isleños y otras familias muy humildes. Lo cierto es que su siembra es aislada y en muchas ocasiones hasta espontánea, ya que se reproducen casi por si solas en lugares húmedos.

Este tubérculo se siembra en montones de tierra, enredado en una cruceta de varas y así se desarrolla hasta los seis o siete meses cuando se aprecia, casi al ras de la tierra, su hermosa producción. Si bien esta planta crece muy frondosa resulta dócil al enredarse una y otra vez  con su guía. Su forma de reproducción es como la papa, a través de las yemas de la propia vianda y como elemento curioso están las caprichosas figuras que adoptan bajo la tierra cuando alcanzan su mayoría de edad.

Lo cierto es que los buñuelos son la receta más gustada y de fácil elaboración. El secreto consiste en rallar primero el ñame y añadirle otra porción de yuca para propiciar una masa más compacta, además de añadirle un huevo batido. A toda esa mezcla se le da sabor salado, para consumirla en las comidas o con jugos dulces a modo de postre. Hoy esta tradición de cultivar el ñame aún subsiste en el territorio en diferentes zonas como Echenique.

También algunas familias como la de Armando Carmona en Cabaiguán, Jesús Beltrán en Cuatro Esquinas y Fidel Cudello en la CPA Juan González, tienen estos  sembrados en sus patios y solares para de vez en cuando poder degustar un plato de los sabrosos buñuelos que hacían las abuelas.

Publicación Recomendada:

Vibró Santa Lucía en celebración proletaria (+ Audio y Fotos)

Compartir: