viernes, diciembre 9El Sonido de la Comunidad
Shadow

Crece la alarma por las acciones dictatoriales’ de Trump, mientras niega su derrota electoral, dice CNN

3735 trump cnn

Washington, 12 nov. La administración del presidente Donald Trump está adoptando las características de un régimen tambaleante, con sus pruebas de lealtad, ataques desestabilizadores en la cadena de mando militar, una mentalidad de búnker cada vez más profunda y afirmaciones cada vez más delirantes de victoria política.

En respuesta, un presidente electo visiblemente confiado, Joe Biden, se está esforzando por proyectar calma en medio del caos cada vez más profundo, incluso cuando Trump y los republicanos de alto rango aún se niegan a reconocer la derrota del presidente en una ruptura sorprendente con las tradiciones democráticas de Estados Unidos.

Biden está recibiendo llamadas de líderes de los principales aliados del país, lo que refleja la inevitabilidad de su ascenso al poder. Mientras el presidente permanece a puerta cerrada, tuitea en mayúsculas y desata una purga del liderazgo civil del Pentágono, Biden está frente a la cámara.

El presidente electo está tranquilizando al pueblo estadounidense con la compostura otorgada por una victoria electoral en la que los raídos casos legales de Trump que alegan infundadamente un fraude electoral masivo tienen pocas posibilidades de anular la voluntad de los votantes.

El martes, el presidente electo evitó conscientemente escalar una confrontación con Trump, quien está reteniendo el acceso y la financiación de los que normalmente dependen los presidentes entrantes para defender a sus administraciones. Pero aunque Trump seguirá siendo presidente hasta el 20 de enero, se está produciendo una transferencia simbólica de autoridad inconfundible a pesar de los esfuerzos de Trump por negar la legitimidad a su sucesor.

«Francamente, no vemos nada que nos frene», dijo Biden.

El presidente electo ya ha cruzado el umbral necesario de 270 votos electorales, según las proyecciones de CNN y otros medios de comunicación importantes y tiene la posibilidad de igualar los 306 votos electorales de Trump en 2016 dadas sus ventajas en Georgia y Arizona.

Y más acusaciones falsas y teorías de conspiración promocionadas por los partidarios de Trump para afirmar que hubo fraude electoral se están disolviendo, un día después de que el secretario de Justicia William Barr entrara en la refriega política para aconsejar a los fiscales que investiguen un fraude importante.

Mientras tanto, el Departamento de Seguridad Nacional rechazó los rumores de que las boletas se emitieron en nombre de personas fallecidas.

Pero el equipo de Trump solo se hundió más profundamente en un extraño universo paralelo, uno en el que el presidente ya ha asegurado un segundo mandato, consistente con la aceptación de la desinformación y los hechos alternativos que han caracterizado los últimos cuatro años.

(CNN)

Impactos: 58

Compartir: