sábado, junio 12El Sonido de la Comunidad
Shadow

Cuando la celebración es diferente

2 foto médicos

Este martes 7 de abril Cabaiguán celebró el día mundial de la salud. No con globos, música y colores propios de una fiesta, pero sí con el despliegue de su personal en función del cuidado de la salud de todos, cumpliendo con su encargo estatal y más que eso con su vocación y voluntad de hacer el bien, sanar cuerpos y almas, acompañar a los suyos en este enfrentamiento desigual con el nuevo coronavirus que hoy mantiene en vilo a toda la humanidad.

Aquí este año, en correspondencia con la actual situación epidemiológica, no lo celebramos con jornadas científicas, simposios, talleres, ni eventos, sino con el accionar de médicos, enfermeras, estudiantes de las Ciencias Médicas y todo el personal de ese sector que hoy labora intensamente en acciones educativas en la comunidad, realizando pesquisas para detectar personas con síntomas respiratorios, y aplicando encuestas para seguir cadenas, una acción que demanda la colaboración de todos luego de que se detectaran nuevos casos de personas positivas con la COVID-19.

Lo celebramos también desde la atención esmerada en los centros de aislamiento para hacer más amenos los días tristes que viven quienes allí se encuentran, o desde las distintas tareas que asumen hoy para brindar servicios médicos con calidad tanto en consultorios, consultas especializadas, policlínicos, o desde los puestos de mando, donde se recopilan los datos estadísticos, o en las reuniones importantes para la toma de decisiones de las medidas que se implementarán para enfrentar la actual situación.

En estos momentos, frenar la transmisión y evitar nuevos contagios es la premisa que siguen los especialistas de este ramo junto al Consejo de Defensa Municipal.

En Cabaiguán crece el número de contagios con la enfermedad transmitida por el SARS COV 2, se reajustan planes de enfrentamiento a la pandemia, se informa oportunamente a la población y se transmite la confianza que hoy necesitamos, porque estos tiempos son duros, nadie ha dicho que sería fácil, nos estamos enfrentando a un enemigo muy peligroso que pone en riesgo la vida, pero gracias a nuestros galenos, enfermeros y demás profesionales de la salud estamos dando la batalla, con la certeza de que ganaremos, pero sin la colaboración de todos respecto también al aislamiento social que hoy se pide será imposible.

Este 7 de abril Cabaiguán no solo celebró sus 94 años como municipio, o el aniversario 90 del natalicio de Vilma Espín; sino también el día mundial de la salud.

Por eso justo a las 9 de la noche, los aplausos se dejaron escuchar llegando desde cada rinconcito del territorio y el pito de la Refinería sonó más alto y duradero que en días anteriores para rendir homenaje a todo el personal sanitario que hoy está de frente a esta pandemia y que no pudo celebrar su día como hubiese querido sino alertando a los decisores, cuidando a su población y mostrando resistencia ante esta enfermedad. 

Impactos: 4

Compartir: