jueves, diciembre 9El Sonido de la Comunidad
Shadow

Delegados en tiempo de COVID-19

Así como se ha trastocado la vida de la gente este último año y medio, las funciones de los delegados a la Asamblea Municipal del Poder Popular, también han tenido que adaptarse a las nuevas condiciones de un escenario económico, político y sanitario muy complejo.

Delegados

Por: Lillipsy Bello Cancio

Dar curso a la solución de planteamientos de sus electores no ha sido la única ocupación de estos representantes del pueblo este tiempo… y es que un enemigo invisible pero muy poderoso los ha obligado a aguzar los ojos, los oídos y hasta el olfato ese de médico que tenemos los once millones de cubanos que habitamos esta isla bella.

Por eso hemos visto a los delegados fiscalizando la labor de las entidades económicas de cada circunscripción, preocupados por el enfermo que no recibió la atención médica diaria o no le llegó el medicamento oportunamente, dialogando con los jóvenes sobre la importancia de mantenerse en casa y posponer el encuentro para cuando el peligro haya desaparecido… o al menos disminuido.

Sí, ya sé, me consta que no todos son ni tan eficientes, ni tan entusiastas y que hasta el nivel de compromiso puede flaquear ante el temor de enfermarse y contagiar a los suyos, pero la gran mayoría de nuestros delegados ha tocado las puertas más necesitadas, ha cuestionado, debatido y compulsado la acción de dirigentes y funcionarios, ha provocado la charla del médico de la familia con la comunidad más de una vez.

¿Cuáles personas son más vulnerables a la enfermedad?, ¿qué hacer para protegerlas?, ¿con qué tipo de tela se hacen los nasobucos y cuándo se usan? En el caso de que alguien en el hogar muestre algún síntoma sospechoso, ¿cómo aislarlo mientras llega el personal de salud?, ¿qué conducta posterior debe seguir la familia?… son lecciones obligadas que han tenido que aprender, sobre la marcha y en tiempo récord, nuestros representantes.

A pesar de la escasez de estos tiempos, el delegado de cada circunscripción cabaiguanense ha tenido que pujar por cada solución (unas veces más, otras menos), pero también este tiempo le ha servido para fortalecer los grupos de trabajo comunitario, con lo cual han podido impulsar y sistematizar, en no pocos casos, proyectos con la participación activa de vecinos.

Así mismo, las visitas de los delegados a los casos vulnerables con los trabajadores sociales y las organizaciones de masas para su atención y seguimiento y los controles al Sistema de Atención a la Familia (SAF), entre otras actividades han consignado la opinión popular de que “ahora le han dado mayor atención al seguimiento y solución de los problemas en la demarcación”, a partir de lo cual se debería valorar por las autoridades pertinentes el saldo positivo de esta etapa, que obligatoriamente tuvo que saltar de las oficinas o las salas de las casas a las calles y que en no pocas ocasiones, más que sentarse a esperar que el problema “cayera”, tuvieron que salir a buscarlo, a encontrarlo, a constatarlo.

Entonces, en tiempos de COVID-19, no se ha perdido el trabajo de los delegados; creo que se ha consolidado como base del sistema político del país caribeño, y ha consolidado la necesidad de trabajar unidos junto al pueblo y de perfeccionar los métodos para impulsar las tareas de la economía… ¡ojalá y nos sirva la experiencia! ¡ojalá no la echemos en saco roto! ¡ojalá se convierta esta en práctica cotidiana y ejercicio sistemático!

Ir a descargar

Publicación Recomendada:

La COVID-19 suma 52 positivos y tres fallecidos durante la pasada jornada en Cabaiguán

Impactos: 93

Compartir: