viernes, junio 25El Sonido de la Comunidad
Shadow

Díaz- Canel, el 17 de diciembre, un 2021 y más razones para celebrar

4058 miguel diaz canel 1

Por: Lillipsy Bello Cancio

Otra vez sesionó la Asamblea Nacional del Poder Popular; otra vez los diputados cubanos recibieron información que podrán transmitir a sus representados, otra vez la voz del pueblo fue escuchada y… otra vez, se removieron nuestros más genuinos y profundos sentimientos patrios al escuchar al Presidente: Díaz- Canel no solo levantó de sus sillas en un vibrante y extenso aplauso el plenario del Palacio de Convenciones y a los parlamentarios que lo escuchaban en las diferentes provincias a través de una transmisión virtual, sino a todos los patriotas que lo leímos, que lo escuchamos, que lo vimos a través de las ondas de la radio y la televisión nacional.

Y es que, en tanto uno de los mejores discípulos del Comandante, nos condujo a partir de un análisis preciso, sincero, honesto y transparente, por las más enrevesadas realidades que vive Cuba hoy, en medio de un mundo en crisis, enfermo, sediento de paz y cada vez más pobre, más bélico, más amenazado.

Nuestro Presidente, acostumbrado como nos tiene a hablar sin rodeos, explicó los temas que a todos nos interesan, desmenuzó las dudas, aclaró rumores, y por sobre todas las cosas, garantizó confianza, ofreció protección, demostró la “continuidad” de la que tanto necesitamos y en cuyos cimientos nos sostenemos hoy para defender esta Isla bella de sus agresores y apátridas.

Díaz- Canel hizo añicos las provocaciones, actitudes mercenarias, “las huelgas falsas de supuestos artistas que buscaban atraer a la opinión pública y a la intelectualidad para imponer diálogos camuflados en preocupaciones auténticas del sector”, según sus propias palabras y demostró que “eran más los reclamos extraartísticos con el evidente propósito de servir de estrado a proyectos de confrontación previamente articulados, con el objetivo de crear una oposición política sin base social”… y eso, eso también nos señaló que la Revolución Cubana tendrá larga vida y mucha salud.

Mucho nos queda por hacer en el orden económico y la Tarea “Ordenamiento” ha sido la estrategia adoptada por el Estado Cubano para revertir las carencias, insuficiencias y limitaciones de un sistema que sigue teniendo en el centro de su desarrollo al ser humano que ahora tendrá también que ponerse las pilas para, tal y como asegurara el mandatario. materializar la prioridad nacional que significa potenciar la economía y lo que tribute a acelerar el desarrollo del país.

“Cuba es de todos, han reclamado algunos en estos días, pero no sería justo acreditarse su posesión sin atender a sus necesidades. No insistamos en que nos pertenece. Entendamos lo que significa pertenecerle a ella. “La patria es ara, no pedestal”, dijo José Martí, marcando las profundas diferencias entre quienes están dispuestos al sacrificio por servirla y los que quisieran servirse de ella o entregarla a otro”, ha dicho Díaz- Canel este 17 de diciembre y con ello redondea la idea practicada desde hace 62 años en este pequeño inmenso país del Caribe: “¡Somos Cuba Viva! Somos el país que se ha empeñado en resistir y vencer los cercos y los ataques más crueles y perversos. Y aquí seguimos: Viviendo, resistiendo, creando y venciendo”.

No podía concluir su discurso el Presidente sin evocar a dos grandes, ausentes físicamente pero presentes en cada rincón de este país, y que como él mismo asegurara: “que durante muchos años les incorporaron a los análisis y debates del Parlamento la belleza y la fuerza de las ideas que tejen la nacionalidad cubana, el sentimiento de patria, la comunidad de intereses y sueños”: Fidel y Eusebio.

Y por ellos, por los de ahora, por los de entonces, por los que iniciaron y por los que continúan, por cada segundo de gloria vivido este y todos los años de lucha de la Revolución, la noche de este jueves, cuando escuché a mi Presidente convocarnos al combate cuando dijo: “¡Adelante 2021! Cuba te espera, Viva y fortalecida en los combates del año que termina. Los hijos de la Generación del Centenario, junto a nuestro pueblo, tienen el deber, el compromiso y el honor de dar continuidad a la historia que nos trajo hasta aquí. Y nuestra consigna sigue siendo: ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!”… confirmé que sí, que siguen existiendo razones para celebrar, más razones, mientras más duras han sido las pruebas que hemos vencido…

Impactos: 12

Compartir: