martes, junio 18El Sonido de la Comunidad
Shadow

El Atravesado, siempre ha manejado con el timón a la derecha

Le dicen el Atravesado, sin embargo es un hombre de ley y paz pero su organización biológica tuvo la culpa del mote que lo acompaña de por vida

Atravesado

Por: Osbel Ramón Díaz Mondeja

Existen reglas y excepciones y el cabaiguanense Juan López Díaz, “El Atravesado es una de esas anomalías biológicas al venir al mundo con el corazón al lado derecho de su cuerpo.

Nació un 21 de agosto de 1949 y sus padres Leonor y Severo se llevaron un gran susto cuando muy pequeño enfermó.

Cuenta el entrevistado que en el pueblo de Vueltas donde nació sus padres le contaron que siendo muy pequeño ante una fiebre alta su mamá Leonor comentó:

¡Viejo corre que el niño no tiene corazón!, al no sentir latidos en su lugar habitual.

Según la certificación médica Juan López Díaz, padece de una «Dextrocardia» que consiste en la posición no habitual de los órganos en el cuerpo humano.

«El atravesado» como le conocen popularmente fue exonerado del servicio militar y laboró en varias unidades de la gastronomía en Cabaiguán; Bar Crispín, Los helados de París, Bar del Hospital e incluso en la cocina de la refinería Sergio Soto. Fue en estos lugares donde se afianzó su apodo.

Con su carácter alegre y jaranero, en cierta ocasión al ocultar su «situación» de nacimiento fue al hospital por otra causa y en el momento de realizarle los electros y otras pruebas, el grupo de médicos que lo atendió por poco enloquece al ver los resultados, situación que entre risas él como paciente aclaró.

A sus 71 años mantiene todo el amor por la esposa de siempre, Eneida Carrazana y su hijo Yosbel » El Pelú» con quienes colabora en todos sus quehaceres.

Como ayudante de chapistero de autos desde su patio me dijo entre carcajadas, «he manejado toda mi vida con el timón a la derecha y ná, aquí estoy».

Otra publicación Recomendada:

Cabaiguanenses defienden su Revolución en la calle (+Fotos)

Compartir: