lunes, junio 14El Sonido de la Comunidad
Shadow

El centenario de la escuela Número 10

2 Foto de 1920

Por: Daisy Martín Ciriano (Museóloga)

Cabaiguán tiene algunos antecedentes en la educación, aun cuando era considerado un pequeño caserío. Pero no fue hasta 1884 en que quedó aprobada la escuela pública. Se conoce que este centro tuvo la colaboración de los vecinos, quienes facilitaron el material y el local indispensable. Su primer maestro fue Don Vicente Mallo, nombrado el 27 de julio de 1884, le siguió un nuevo maestro llamado D. Baldomero Zamora y posterior D. Cristóbal Quintero y Águila  en 1888, un destacadísimo docente.

Según Rogelio Concepción, el primer Historiador de este pueblo, en el expediente de Cristóbal Quintero constaba que había ejercido como maestro privado en el Colegio de San Anacleto y también en el Colegio  de San Carlos en La Habana, además de registrarse como Inspector de escuelas y reportero del periódico habanero El Reconcentrado. Quintero falleció en 1912.

En 1892 existió una escuela de Cabaiguán mixta, o sea para hembras y varones, ubicada en una modesta casita en el camino Real de Remedios.

Por estos años aún no existían iglesias en la localidad, pero algunos clérigos procedentes de la parroquia de Guaracabuya y de la Iglesia de la Caridad de Sancti Spíritus impartían conocimientos, de orden católico, en las apartadas zonas campesinas.

Posterior a esta fecha y ya considerado como poblado, laboró en el territorio el ilustre maestro Laudelino Arias Segrera, que a su vez fue seguido en el término urbano por Tomás Pérez Castro.

Hacia 1920 los pocos locales distribuidos en la comarca eran enumerados y en el poblado laboró este director en la escuela No 10, junto a las maestras Celia Castro, Josefa Reyes Acosta, Xiomara González e Inés Casanova. Este centro poseía cinco aulas y como se aprecia trabajaban ilustres docentes de las cuales la historia recoge su labor en otros centros durante varios años después.

Impactos: 33

Compartir: