martes, junio 15El Sonido de la Comunidad
Shadow

Elina y Cheo esperan las bodas de diamante

Elina y Cheo con su biznieta 2

Por: Daisy Martín Ciriano (Museóloga)

 El Día de San Valentín, o Día de los Enamorados, como se conoce en Cuba, es una fecha en la que muchos jóvenes esperan para celebrar fiestas, intercambiar regalos o simplemente para demostrar amor a su pareja. Ese día, no solo celebran las parejas jóvenes, sino también aquellas que rebasan muchos años de aniversarios nupciales.

En el Comité de Defensa de la Revolución número seis de Cabaiguán, de la calle A, vive un matrimonio excepcional: Elina y Cheo. Ellos aseguran a todos que el secreto de su unión está en vadear los obstáculos unidos, en los buenos y difíciles momentos y manejar siempre la comprensión,  la sinceridad y el amor.

Elina  Nodarse nació en Matanzas y allí conoció a José Villanueva, cuando el joven estaba trabajando en el  lugar. Se enamoraron y se casaron el 30 de mayo de 1961. Recién casados se trasladaron a vivir para Cabaiguán y juntos atravesaron difíciles momentos hasta que Cheo empezó a trabajar en la construcción y logró, modestamente, mantener su hogar. Siempre se mantuvieron unidos y en 1962  nació su primer y único hijo, Eduardo.

Elina hoy es una anciana, pero ha mantenido siempre un carácter dulce y comprensivo. Su voz nunca se descompone. Esa cualidad la ha tenido en cuenta su esposo, y junto a él ha logrado conformar una familia hermosa con su hijo, una nieta, y ahora una hermosa biznieta. Este es el gran diamante que le ha dejado la vida.

Hoy, el matrimonio de Elina y Cheo arriba a los 60 años de unión, sus BODAS DE DIAMANTE. Así, en casa y en familia esperarán el último día de mayo con el gran deseo que reine una mayor quietud en los hogares cubanos, más alejados de los duros momentos de la pandemia. Aunque aseguran, que con tantos años de convivencia quisieran salir juntos del mundo de los vivos, para seguir cuidándose uno al otro.

Impactos: 37

Compartir: