lunes, junio 14El Sonido de la Comunidad
Shadow

Como nosotros mejor enfrentamos la batalla ideológica es potenciando nuestra economía, asegura presidente cubano

Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, llama a hacer las cosas mejor, con eficiencia y efectividad en cada proceso, “con lo cual garantizar mayor satisfacción a nuestro pueblo”.

Presidente cubano en la reunión con gobernadores
Presidente cubano en la reunión con gobernadores

Tomado de Prensa Latina

La Habana, 11 may Funcionar es una palabra cardinal en la Cuba de hoy. La dirección del país va incluso más allá cuando -como decía este lunes el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez-, la expresión es en términos de hacer las cosas mejor, con eficiencia y efectividad en cada proceso, “con lo cual garantizar mayor satisfacción a nuestro pueblo”.

Desde el Palacio de la Revolución, el presidente cubano compartió ese concepto durante la videoconferencia con los gobernadores de todas las provincias y el intendente del municipio especial Isla de la Juventud, en un encuentro que suele ser mensual y en cuya agenda se desarrollan temas que gravitan directamente en la vida de cada territorio.

El estado de cumplimiento del Plan de Viviendas al cierre de abril fue el primer asunto en una jornada que también fue presidida por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, por el Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa, así como por el Miembro del Buró Político y Secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del Partido Comunista, Roberto Morales Ojeda.

Al detalle y con sentido crítico se produjo el intercambio con las autoridades territoriales acerca de las producciones de los materiales necesarios para levantar las casas. Un eje conceptual unió, en este asunto, a todos los análisis: Cuba tiene que seguir apostando por el desarrollo local, tocar fondo en el aprovechamiento de las potencialidades de cada lugar. Allí donde, por ejemplo, se puedan fabricar ladrillos, hacerlo; no debe quedar recurso natural alguno subutilizado, si este puede ser un componente con el cual se hagan los inmuebles que las familias demandan.

En otro orden de temas se sumaron los análisis a partir de la información aportada por el Tribunal Supremo Popular sobre sus relaciones con los Gobiernos Provinciales del Poder Popular; y más específicamente, sobre la ubicación laboral de las personas que cumplen sanción en Libertad. Más adelante la situación de la vialidad a lo largo del archipiélago motivó razonamientos sobre la necesidad de encontrar soluciones atemperadas a cada escenario.

Las provincias de Camagüey y las Tunas, donde son mayores los problemas con los caminos –sobre todo los que conducen a comunidades, a bases productivas de la agricultura y a centrales azucareros- fueron puntos de partida para que varios participantes resaltaran la pertinencia de encontrar soluciones a partir de un pensamiento flexible y más sistemático.

A propósito de ese desafío que también incide sobre otros territorios, el Vice presidente cubano Salvador Valdés Mesa habló de detener el deterioro existente, y sobre todo de romper una suerte de abandono que no busca alternativas, las cuales, sin ser sofisticadas, muchas veces pueden ofrecer soluciones. Las bases productivas, apuntó, pueden contribuir al mejoramiento de sus vías cercanas.

El autoabastecimiento municipal, la marcha de la Tarea Ordenamiento y el estado de cumplimiento de la circulación mercantil minorista también formaron parte de una agenda cuyo desvelo central versó sobre cómo encontrar los modos que lleven, desde la base, a satisfacer cada vez con mayor eficiencia las necesidades de la población.

De medir los indicadores que ya están definidos para cuantificar cómo marcha la producción de alimentos en cada territorio habló el viceprimer ministro, Jorge Luis Tapia Fonseca. Y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, hizo hincapié en la trascendencia de desarrollar en todos los lugares una mentalidad productiva, que encuentre una implementación libre de trabas.

Especial interés motivó durante el encuentro el tema, expuesto por el Ministro de Salud Pública José Angel Portal Miranda acerca de cómo se comporta la epidemia de la COVID-19 según datos recogidos al cierre de abril.

A la altura de esa fecha, según detalló el titular, se habían reportado en Cuba 107 622 casos confirmados a la enfermedad, para una tasa de incidencia de la transmisión de 955,2 por cada 100 mil habitantes.

El ministro destacó que la tasa de incidencia, durante el mes de marzo, fue de 229,6 por cada 100 mil habitantes, la cual se incrementó en abril a 280,2.

Sobre el tema –que también formó parte del orden del día de la videoconferencia- el Presidente cubano expresó que el mismo constituye una prioridad en la cual Cuba ha tenido éxito a pesar de la compleja situación que estremece al mundo, y a la cual se añade la saña con que el imperialismo aplica al país un bloqueo nunca antes visto.

Hay que trabajar con más eficiencia y efectividad -reflexionó Díaz-Canel Bermúdez-, para así cortar la transmisión, para disminuir los números de personas que llegan a estadios de gravedad, y para evitar un número importante de muertes. Y eso se logra, dijo, si se aplican con rigor todas las medidas que se han estado orientando, si se aprovechan las experiencias acumuladas y las potencialidades organizativas del país.

“Uno comprende, afirmó, que llevamos un año y medio en este combate; pero no nos podemos cansar porque está por delante la vida de nuestro pueblo, (y) está por delante el desarrollo del país”. El dignatario subrayó la idea de que, mientras más rápido superemos esta enfermedad, mientras más rápido lleguemos a una normalidad, más rápido podremos estar potenciando nuestra economía.

Afirmó el Primer Secretario que lo retador en momentos como este, ante las cepas que aparecen de la enfermedad, radica en cómo superamos la situación con inteligencia, con trabajo, con compromiso, con más robustez en nuestros protocolos, con mejor defensa de las cosas que sabemos hacer.

En lo referente a la Intervención Sanitaria en grupos y territorios de riesgo, con carácter temporal, con los candidatos vacunales cubanos, el presidente cubano, Díaz-Canel subrayó que la misma está bien justificada desde el punto de vista científico, desde el punto de vista legal, desde todos los órdenes, porque nosotros somos de los pocos que podemos hacer esto en el mundo, y lo podemos hacer con candidatos vacunales nuestros.

Y habló de hacerlo  bien; porque lograrlo –dijo- significa tener una importante victoria en el enfrentamiento a la COVID-19, “tendría para los cubanos un enorme significado. Primero porque sería una expresión de unidad, sería una expresión de victoria, sería una expresión de lo que puede el talento de un pueblo pequeño, que además es bloqueado, es agredido constantemente”.

Habló de la futura vacuna como de un “tema de orgullo nacional”, como una puerta que “abriría una enorme esperanza no solo para los cubanos sino también para el mundo, a partir de la manera en que nosotros estamos dispuestos a cooperar con la humanidad”.

El Primer Secretario explicó el valor de que los cubanos se dediquen en cuerpo y alma a lograr una estrategia, en cada lugar, de rigor, de prioridad bien planificada, bien asegurada, con un fuerte sistema de trabajo que llegue hasta los detalles.

Cada estructura de gobierno, y partidista del país, tienen por delante las tareas concernientes a la implementación y seguimiento de los acuerdos emanados del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba. Así lo subrayó el Jefe de Estado, quien recordó que el cónclave abordó temas cardinales de la economía y de la sociedad en el sentido más abarcador.

“Para todos debe ser una prioridad el desarrollo de la batalla política ideológica que tiene como un elemento central el enfrentamiento a la subversión política ideológica”, dijo el mandatario, y añadió:

“Como nosotros mejor enfrentamos la batalla ideológica en el enfrentamiento a la subversión, es (…) potenciando nuestra economía, potenciando el trabajo de las comunidades, potenciando el trabajo local, buscando la mayor satisfacción posible en nuestro pueblo”.

En lo alusivo a la Tarea Ordenamiento, se preguntó si todo lo que se ha ido decidiendo para perfeccionar ese complejo proceso llega adecuadamente a la base, a cada territorio donde las soluciones deben parecerse y nacer de los problemas de cada lugar.

En cuanto a los precios, los mismos que “suben especulativamente de manera excesiva”, afirmó que ese fenómeno requiere de mayor enfrentamiento, “hay que seguir combatiendo contra eso”. Y en cuanto a la Empresa Estatal Socialista, volvió a un concepto, ya compartido por él en más de una ocasión, según el cual a ese sector hay que estremecerlo con la Tarea Ordenamiento, para que gane en agilidad, para que la economía avance.

De trabajar más intensamente en cada barrio, de potenciar la cultura del ahorro –especialmente del agua en tiempos de sequía acumulada, y de pronósticos que no son de abundancia- habló también el Presidente cubano. Finalmente, hizo alusión a recientes reportes de prensa sobre un fenómeno financiero que se ha venido constatando en el mundo y del cual Cuba no ha estado exenta.

El Primer Secretario se refirió a operaciones monetarias ejecutadas por empresas transnacionales, las cuales, a través del uso de criptomonedas, han echado a andar esquemas especulativos que buscan maximizar ganancias mediante procedimientos que pudieran ser motivos de fraudes, los que no son promovidos ni avalados por el Estado cubano.

El dignatario expresó que, más allá del fenómeno que se analiza, el país ha estado evaluando la conveniencia del uso de la criptomoneda, asunto sobre el cual se informará a la población cuando se arribe a conclusiones de rigor.

“Se están haciendo los análisis, se están haciendo todos los estudios (…) para entonces tomar las decisiones que sean pertinentes. Ahora lo que estamos es evitando que nuestra población sea estafada ante un grupo de hechos que están sucediendo a nivel mundial.

“Estaremos informando en la misma medida que avancemos en estos análisis, pero lo que estamos alertando es que hay una posibilidad de estafa, con entidades que no operan bajo una subordinación al Estado cubano, ni en ninguno de los canales establecidos en política monetaria”, aseveró Díaz-Canel Bermúdez.

Impactos: 19

Compartir: