viernes, enero 27El Sonido de la Comunidad
Shadow

Implementan en Sancti Spíritus proyecto para la atención al parto respetuoso

El Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos y el Hospital Docente Ginecobstétrico Ramón González Coro, este último en la capital del país, son los pioneros en Cuba en llevar a cabo esta experiencia. Se capacita a embarazadas, familiares y al personal asistencial. Implementan en Sancti Spíritus proyecto para la atención al parto respetuoso

Sancti Spíritus

Con el propósito de lograr que el acto de dar a luz sea para la mujer un momento especial y placentero en el que la madre tenga la potestad de decidir procederes y pueda estar, incluso, acompañada por algún familiar se implementa en el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos un proyecto encaminado a la atención al parto respetuoso.

Esta investigación-acción, que hasta ahora en Cuba solo se desarrolla en el centro asistencial espirituano y en el Hospital Docente Ginecobstétrico Ramón González Coro, pretende también convertirse en una alternativa que pueda suplantar el modelo convencional medicalizado que hasta hoy se impone en el país durante el parto y el nacimiento.

Así lo ha confirmado a Escambray la licenciada en Enfermería María del Pilar Hernández Pérez, máster en Educación Superior y al frente de dicho proyecto en el Camilo Cienfuegos, quien además adelantaba que ya en días pasados tuvo lugar la primera experiencia de un parto en la instalación hospitalaria bajo estos nuevos preceptos.

“Se ha llevado a cabo una capacitación por parte de expertos del Ministerio de Salud Pública a médicos, enfermeros y personal auxiliar como camilleros, recepcionistas que también se involucran en este proceso —asegura Hernández Pérez—. Pero es fundamental la psicoprofilaxis que se realiza desde la Atención Primaria de Salud, en este caso se ha seleccionado el Policlínico Centro de la cabecera provincial, a embarazadas y a los familiares que decidan acompañarlas a la hora del parto”.

Este enfoque respetuoso al parto y al nacimiento conlleva, según la licenciada, preparar a las futuras madres para que puedan decidir de qué manera quieren dar a luz, qué posición prefieren adoptar, hacer partícipe —previo consentimiento informado— a algún familiar de ese momento, evitar la medicación y lograr que el proceso sea totalmente fisiológico.

“Existe un equipo integrado por médicos, enfermeros, psicólogos y rehabilitadores que intervienen en la capacitación de las embarazadas que deseen incluirse en el proyecto —sostiene Hernández Pérez—. Los martes y los jueves se brindan las consultas de psicoprofilaxis en el Policlínico Centro a la cual pueden asistir las embarazas que cumplan con los criterios clínicos y obstétricos para poderse incluir en el proyecto.

“Por ejemplo, aquellas mujeres que padezcan de preeclampsia durante el embarazo, trombocitopenia, patologías cardiovasculares… o que hayan tenido partos complicados anteriores no pueden incluirse debido a estos factores de riesgo”, acota la licenciada.  

La novedad en los salones de parto del hospital espirituano conlleva a que la mujer incluida en el proyecto se sienta acompañada, decida si quiere dar a luz en cuclillas o de forma vertical —que aseguran ayudan más por la gravedad a la salida del feto— en lugar de la tradicional postura horizontal en la mesa ginecológica; el uso de música que favorezca el momento del parto, de pelotas para los movimientos de la pelvis; utilizar otros métodos para aliviar el dolor como los masajes o el cambio de posturas en lugar de medicamentos; proscribe la episiorrafia o los tactos frecuentes…

“También se insiste en que desde que nazca el niño se le coloque encima de la madre para favorecer el contacto piel a piel, lo cual hace más  estrechos los vínculos entre la madre y el bebé —apunta Hernández Pérez— y que la lactancia materna sea inmediata. Al ser el parto de forma más fisiológica se evita, por ejemplo, la sepsis puerperal o las dilataciones dolorosas”.

Se trata de una apuesta por mayor sensibilidad por parte de todos para afrontar la hora de dar a luz, de que el nacimiento sea ese momento tan natural y feliz donde no se violente a nadie; mas, para ello se precisa cambiar las mentalidades: desde los que asisten al parto hasta los que son protagonistas de él.

El proyecto que se implementa aquí hace poco surgió teóricamente en el 2017, cuando se elaboró una guía de prácticas para el parto respetuoso y personalizado en la que, según Hernández Pérez, quien fue una de sus autoras, se refleja cómo debe proceder el personal de salud a la hora de actuar en todas las etapas del parto.

Ahora un equipo de investigación se encarga de ir estudiando cómo va fluyendo lo que ha acabado de implementarse en el Camilo Cienfuegos, centro escogido para esta experiencia en el país debido a su condición Amigo de la Madre y el Niño, los indicadores de referencia nacional que muestra en la atención materno-infantil y las condiciones de sus salones de parto.

Publicación Recomendada:

Eligen a los mejores atletas de Cabaiguán en el 2022

Impactos: 12

Compartir: