lunes, junio 27El Sonido de la Comunidad
Shadow

La mujer de Cabaiguán sigue la marcha en cuadro apretado

De lo feo del mundo se busca alivio en la mujer, que es en el mundo la forma más concreta y amable de lo hermoso.

                                                                   José Martí

mujer
La mujer cubana es hermosa, femenina, dulce, compasiva, amante y rebelde

Por: Lillipsy Bello Cancio

La mujer que traigo dormida entre mis dedos esta mañana es capaz de socorrer al más indefenso con una ternura similar a la fiereza que demuestra cuando se trata de defender a los suyos, su libertad, su integridad… su Revolución.

La mujer de la que les hablo puede ser maestra, doctora, comerciante, gastronómica, panadera, ambulanciera… lo mismo carga una guataca que tripula un barco o pilota un avión, la puedes encontrar en casa cuidando al anciano desvalido, al nieto recién nacido y hasta a la vecina que no tiene a nadie más.

No tolera los abusos y sabe dónde y cómo exigir sus derechos, tiene plena conciencia de vivir en un país donde las leyes y el Estado la protegen… pero no porque sea un ser débil o con mayores necesidades de amparo… es porque su historia, su temeridad, su compromiso la sustentan.

Esta mujer puede ser campeona olímpica, ir al servicio militar, dirigir un municipio, una empresa, un ministerio… puede hacer todo es y ser madre y esposa y buena hija y una hermana presente, constante, amorosa.

Luchó por su emancipación… y lo logró; luchó por la libertad de su país… y lo logró; se fue a la manigua irredenta y salvaje y con ella se llevó a sus hijos y allí le nacieron nietos que también lucharon y murieron y sobrevivieron a una guerra injusta y cruel, pero necesaria.

Esta mujer, la que traigo hoy (a esta alturas, ya medio despabilada) entre los dedos, es hermosa, es femenina, dulce y compasiva, amante y rebelde, tanto que tomó el cielo por asalto un día y lo hizo suyo, y lo convirtió en escuela, en hospital, en oficina, en una andar inquieto y constante en la búsqueda de los más desfavorecidos y le ofreció una patria libre y un proyecto más justo.

Desde hace 61 años esta mujer anda en cuadro apretado, desterrando desigualdades, orientando víctimas, socorriendo vulnerables y enalteciendo, creciendo, construyendo…

Cubanísima y mambisa, del llano a la montaña, esta mujer, nacida en esta Isla hermosa desanda cualquier paraje y se sabe empoderada, firme y soberana… hoy celebra a su Vilma eterna, a su Fidel Comandante, una Celia irrepetible y todas las culpables de que podamos celebrar cada 23 de agosto…

Esta mujer y su organización, su Federación, su FMC, hoy se reinventan, asumen nuevas tareas y reivindican otras, cambian la libreta de notas por el Tablet y se reencuentran en redes sociales, saben que la Patria las necesita y aunque no desechan ninguna batalla, saben que hoy la victoria está allí, donde los firmes avanzan y los traidores retroceden… donde los de verdad nacen y las historias crecen… y le ponen alma, le ponen vida, ¡le ponen mucho, pero mucho corazón!                                       

Publicación Recomendada:

Inició en Cabaiguán vacunación anticovid-19 en adultos mayores y otros grupos de riesgo (+ Fotos)

Impactos: 22

Compartir: