jueves, mayo 30El Sonido de la Comunidad
Shadow

La papa agroecológica sí da

El programa iniciado hace tres años en Sancti Spíritus en función del autoabastecimiento local de la papa marcha por buen camino

No es el mismo programa, ni alcanza la magnitud de aquellas plantaciones que llegó a tener Sancti Spíritus décadas atrás; tampoco se parece en su diseño, respaldo y niveles productivos. Pero todo indica que desde su introducción, hace tres años, el cultivo de papa agroecológica llegó para quedarse, porque es comida para la mesa y nació en función del autoabastecimiento local bajo el esquema de sembrar pequeñas áreas con el empleo de productos orgánicos, con énfasis en el rendimiento.

Aunque la producción es discreta —la última cosecha se aproximó a las 300 toneladas— y está lejos de llegar a toda la población de la provincia, cabe reconocer el crecimiento en área y productores, la extensión a todos los municipios, la potencialidad productiva y hasta el camino de soberanía que mostró este año la siembra con semilla nacional, una parte de ella guardada en el frigorífico por los propios productores espirituanos.

Estamos delante de un programa de pedacitos que suman papa; tan así es, que empezó por 8 hectáreas y en la campaña en curso se estiró a 36, por cierto, la mayor plantación de ese tipo reportada en el país; además, hay involucrados 33 productores. Para demostrar la posibilidad de producir un cultivo tan exigente como este solo con medios biológicos, valga exponer dos ejemplos de la anterior cosecha: con unas 16 toneladas por hectárea, Sancti Spíritus fue la provincia de más alto rendimiento agrícola en el país y la producción lograda en Taguasco por dos campesinos en tres hectáreas permitió la entrega de papa agroecológica a los más de 33 000 habitantes de ese municipio.

“Un programa de pedacitos, pero con una disciplina y los productores están entusiasmados, que es lo importante”, expresó a Escambray Servando Martínez Hernández, especialista de Viandas en la Delegación Provincial de la Agricultura.

SEMBRAR TEMPRANO

Alexis Rodríguez Oliva, integrante de la cooperativa Emilio R. Capestani, en Cabaiguán, está entre los que han participado en las tres campañas. En la zona de La Campana, ha extendido la experiencia en el cultivo, que esta vez en su finca alcanzó las 2 hectáreas.

“Tratamos de guapear la cosecha, no tendrá el rendimiento de otros años, pero en los lugares que se distribuya el pueblo va a comer papa; fue bueno guardar semilla porque se sembró temprano, esta vez la semilla llegó con mezcla de variedades, tendré que hacer una selección para guardar otra vez y estar mejor para la siguiente campaña. La papa agroecológica sí da, pero hay que darle atención y usar los medios biológicos”, declaró.

Humberto González Piñero, productor de la misma cooperativa, revela tanta euforia con el cultivo que no parece figurar entre los novatos de la campaña. “Me siento contento porque no pensaba tener estos resultados con la cosecha y un rendimiento mejor de lo que esperaba; me arriesgué a sembrar, es un cultivo bonito, vi la experiencia de otros productores; llegué solo a media hectárea, pero en la próxima cosecha voy a extenderme”, precisó.

Aunque la cosecha ha desbordado su expectativa, el propio productor reconoce traspiés. “El error grande fue sembrarla en un terreno que no tenía buen drenaje; otro, no sembrar a la profundidad establecida y que no pude aporcar cinco veces como se indica para buscar mejor rendimiento; así y todo, cogí papa y he ganado mucha experiencia, hasta anoté los errores para no repetirlos; también voy a seleccionar semilla para volver el año que viene, crecer en área y producción”, afirmó.

El programa de la papa agroecológica se fortalece también con productores de avanzada como Aniesky de la Cruz Yánez, perteneciente a la Empresa Municipal Agroindustrial Cabaiguán, que se estrenó en la campaña con una hectárea.

“Llegó la papa y me ha encantado; me gustan las plantaciones de ciclo rápido, esta me ha demostrado que en poco tiempo tienes resultado. No sé de papa, pero sí de campo, soy vecino de Alexis Rodríguez, me ha ayudado, me dice lo que tengo que hacer y por ahí voy; el cultivo va bien, es verdad que parece una postal, dicen los especialistas que es lo mejor que han visto en la provincia, ya para cosechar quiero acercarme a los 100 días, que el tubérculo desarrolle más y tener rendimiento; llegué a la papa para seguir, hay que sembrarla, eso es comida”, apuntó.

FUTURO, GUARDAR SEMILLA

“Estamos delante de un programa joven, pero que demuestra potencialidad productiva y traza un camino: crecer enfocado en el autoabastecimiento municipal, por eso queremos estimular que cada localidad llegue a tener su área de papa agroecológica, esa es la visión de futuro”, destaca el especialista Servando Martínez.

“Hoy el programa no da respuesta para que esta papa llegue a todos los espirituanos, por eso cada municipio se tiene que proyectar por ampliar el área para aumentar la producción y el abastecimiento a los pobladores; si todos los productores comprometidos mantienen la idea de guardar su propia semilla, ya nos da el mismo nivel de esta campaña, más lo que nos pueda ayudar el Ministerio de la Agricultura.

“Eso nos lleva a crecer en el cultivo y, lo otro, tener la semilla nos hace independientes; esta papa no está atada a la importación de recursos, los productores disponen de los recursos locales, materia orgánica, biofertilizantes, bioproductos, que los tenemos; eso hace sostenible el programa. Solo está fuera de la provincia la entrega de semilla; si el día de mañana logramos que ellos guarden su propia semilla, nos estaremos independizando”, señaló finalmente Servando.

Publicación Recomendada:

Amparan a cabaiguanenses en situación de vulnerabilidad

Compartir: