viernes, enero 27El Sonido de la Comunidad
Shadow

Los andares del Sinsonte

Virgilio Soto Lazo es un referente de la décima improvisada en la región central de la isla de Cuba

2sinsonte virgilio 1

Por: Daisy Martín Ciriano (Museóloga)

Al acercamos a la historia de Cabaiguán en diferentes esferas, resulta curioso encontrar gran número de personalidades, que sin haber nacido en este terruño, fueron acogidos como verdaderos hijos y como tal han entregado lo mejor de sí. Así resulta con el poeta y repentista  Virgilio Soto Lazo, quien nació el 27 de noviembre de 1934, en la finca La Aguadita, municipio de Sancti Spíritus en la provincia de Las Villas.

De origen campesino, tuvo residencia en distintos lugares de la zona y a los 8 años se estableció con su familia en la finca Santa Susana del actual municipio de Taguasco, donde comenzó a vincularse con la música tradicional campesina. Allí vivía una tía muy guarachera que tocaba el tres y con ella fue aprendiendo a cantar siguiendo la rima.

Muy jovencito participó en algunas parrandas de la zona y cantaba  decimitas aprendidas y algunas cuartillas improvisadas. Con el transcurso del tiempo se hizo casi habitual su participación en las serenatas familiares de aquella zona.

Cuenta que su despegue en la música ocurrió cuando tenía 14 años y enfermó con la tifoidea. Según contaba su madre, el día que recuperó el conocimiento, le recitó una décima. Quiso el azar que después de este incidente se aferrara a hilvanar  versos, buscando la rima y la entonación.

Sin concluir la enseñanza primaria y tuvo que incorporarse a las labores agrícolas para colaborar con el sustento familiar. Tenía 19 años cuando integró un grupo de aficionados que amenizaban las parranditas campesinas por  la zona. Pero al integrarse a La Rosa, logró la primera presentación radial en Radio Cubanacán.

En 1961, comenzó a trabajar como obrero agrícola en la granja Noel Sancho, en Los Tramojos y posteriormente pasó a vivir en Jíquima de Peláez. En este lugar, junto a Rolando Cubas, realizó labores en la zafra tabacalera y se desempeñó como distribuidor de la prensa.

A pesar de su actividad laboral, nunca se alejó de la música y comenzó a cantar en el grupo Libertad. Esta agrupación resultó fugaz, pero resurgió como Trovadores de la ANAP y representaron a la región en Festivales Nacionales Campesinos.

En año 1967 trajo a Virgilio la posibilidad de asistir al Festival Latinoamericano  como repentista, acompañado por LuisMartín Álvarez. Por primera vez su actuación se recogió en un disco.

Conocidas sus dotes como repentista fue seleccionado, junto a otros músicos y decimistas, para conformar un programa campesino para divulgar la zafra azucarera: Fiesta en el Cañaveral de Radio Sancti Spíritus. Allí participaba con tres músicos y los poetas Luis Martín y Jesús Pérez Pérez, conocido como Pérez Sosa.  El programa se mantuvo mientras que perduró la zafra y posteriormente se renombró como Guateque en la Agricultura. Es precisamente en este programa, donde le identifican con el término del Sinsonte Jiquimeño.

Como repentista profesional participó en la televisión en Lo nuestro es la Tierra, de Centrovisión, Meridiano campesino y Palmas y Cañas. Participó en la filmación de la película Polvo rojo (1981), dirigida por Jesús Díaz. En 1982 obtuvo el segundo lugar en el concurso Eduardo Saborit en tonadas de rescate.

En 1998 participó en el Festival Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisando, en las Palmas de Gran Canaria y durante tres meses difundió la música tradicional campesina por Canarias, junto a Tomasita Quiala, Raúl Herrera y Alexis Díaz. Este 27 de noviembre, cuando este Sinsonte arribó a los 88 años y su quehacer se encuentra interrumpido por su estado de salud, aún se yergue como un gran cultivador de la tradición campesina, defensor del repentismo y de la autenticidad

Publicación Recomendada:

Dar el voto por la Patria (+ Audio)

Impactos: 220

Compartir: