martes, septiembre 27El Sonido de la Comunidad
Shadow

Mayito Alba Castellón: el torcedor en la Columna 8

Ligado estrechamente a los tabaqueros, Mayito Alba Castellón,  había participado en diferentes manifestaciones, sabotajes y otras acciones, contra la tiranía, por lo que estaba fichado como revoltoso.

Mayito Alba
Mayito Alba Castellón

Por: Daisy Martín Ciriano

Después de los sucesos ocurridos en la fábrica Galileo, donde trabajaba, donde fue apresado y llevado a  la cárcel de Sancti Spíritus. Allí, junto a compañeros de diferentes municipios, fue golpeado y vejado, incluso vio morir ahogado en las tinas a varios compañeros. Logró salir con vida del lugar, al ser trasladado para la prisión en Santa Clara junto al cabaiguanense Miguel Reyes Castro.

Hacia el 22 de octubre le confieren la libertad. Ya el Che y sus hombres estaban en el Escambray, y Mayito después de permanecer dos días junto a su familia en Cabaiguán, decide subir al lomerío junto a Rigoberto Álvarez Solares. Ambos a través de Olo Pantoja llegaron al Che.

Bien recuerda el combatiente la conversación sostenida con el jefe guerrillero, el que después de varias preguntas le dio ubicación en la tropa.

Como tantas veces tuvo acierto el guerrillero en la selección de sus soldados, Mayito se creció en el desarrollo de la vida guerrillera y el conocimiento del armamiento a utilizar. Su preparatoria en la escuela de Caballete de Casa, le sirvió de mucho para enfrentar a la tiranía en los diferentes encuentros y toma de poblados del territorio. Su arrojo y disposición le llevaron a ser seleccionado como miembro del Pelotón Suicida, que comandaba el Vaquerito y con éste, llegó a Santa Clara.

Sus testimonios, aún frescos, demuestran cuán importante fue su posición durante el derribo del tren, la captura de traidores y francotiradores, así como el establecimiento del orden en la ciudad. Después continuó el avance con la tropa hacia La Cabaña.

Posterior a estos días visitó a su familia en Cabaiguán. Aun oliendo a pólvora y con el glorioso uniforme verde olivo, se encuentra con su esposa e hijo, a los cuales no había podido abrazar después del triunfo. Comenzó entonces para él y su familia una nueva vida.

Posterior a los primeros momentos ocupó cargos en la dirección de empresas en la vida civil en La Habana y hoy, ya jubilado ha retornado a su pueblo para dejar para siempre su huella en la historia.  

Publicación Recomendada:

Registran áreas rurales de Cabaiguán mayor incidencia por COVID-19

Impactos: 63

Compartir: