sábado, agosto 13El Sonido de la Comunidad
Shadow

No existía candela brava que detuviera a Tuto

Antes y no tan antes, en los años 60 del pasado en las viviendas de Santa Lucía como en todo Cabaiguán el cabeza de familia, lo mismo remendaba una pared que abría  un hueco y hacía el pozo de brocal, el asunto era ahorrar al máximo para sobrevivir, así le pasaba a Tuto Segredo.

Tuto

Por: José Miguel Fernández Nápoles

Tomado del grupo de Facebook: Gente de Santa Lucía

Resulta que Tuto Segredo era de esas personas que aprendieron a trabajar antes que a caminar y a ser honrados hasta las últimas consecuencias. Así que tenían una tienda y un molino y con eso ganaba el sustento para su familia.

Las cosas no siempre iban sobre ruedas porque las ganancias eran pocas. A kilos limpios había que ir reuniendo, en aquellos parajes donde nadie ganaba más de 25 centavos por doblar la espalda todo el santo día sobre los surcos de tabaco.

Así que Tuto hacía de tendero, de operador del molino, de padre de familia y lo que apareciera. En aquellos tiempos las personas no contrataban a un electricista para que les cambiara un bombillo.

Me cuenta María Eugenia, su hija pequeña, que cierta vez tenían que pintar la casa por dentro, porque la cal ya estaba deteriorada y el hombre ya estaba mayor, así que Cuca, su mujer, pensó que sería mejor contratar a alguien.

-De eso nada, dijo Tuto. Yo la pintaré. Y se subió en un andamio improvisado, compuesto por una tabla y unas sogas, con un cubo de pintura y una brocha. Abajo, el resto de la familia rezándole a todos los Santos de la Corte Celestial.

Tampoco Cuca podía parar de hacer la comida y fue así como se dio aquella función de equilibrista, con el fogón encendido abajo y el Hombre arriba del endeble andamio con el cubo de pintura.

Tardó más en subir que en perder el equilibrio y con tan mala pata, que cayó de nalgas justo encima de la hornilla encendida. Pero por suerte no se rompió la crisma y quien les cuenta que ante los ojos atónitos de la atormentada familia, el buen hombre, terminó de pintar la cocina y el resto de la casa.

Publicación Recomendada:

El dengue golpea a Cabaiguán (+ Audio)

Impactos: 75

Compartir: