martes, abril 16El Sonido de la Comunidad
Shadow

Nuevos horizontes para la Universidad de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus

Durante los últimos años la Universidad de Ciencias Médicas ha consolidado su estrategia para la acreditación de varios programas de pregrado y posgrado, lo cual eleva hoy sus estándares de calidad

CCMedicas 800x525 1

Más de 18 000 profesionales de la Salud ha graduado hasta la fecha la Universidad de Ciencias Médicas Faustino Pérez Hernández, desde su fundación en 1986.

Esta institución lleva a cabo actualmente diversos procesos para elevar la calidad de la formación docente e integral de los estudiantes. Así lo precisó a Escambray el doctor Juan Luis Marcelo Pentón, rector de este centro educacional.

¿Cuáles son los principales procesos que contribuyen a esos objetivos?

La Universidad ha venido atendiendo los procesos sustantivos que tienen que ver con la formación de los recursos humanos, perfeccionando los programas, atendiendo la gestión de la calidad y garantizando los recursos básicos para la marcha de la docencia.

Nosotros contamos con 91 programas de formación para pregrado y posgrado, dentro de ellos están las 26 carreras de las Ciencias Médicas y 60 especialidades para posgrado. Impartimos seis Maestrías y un programa doctoral, que tiene cuatro líneas de investigación.

En el año 2019 se dieron algunos pasos con este fin y se acreditaron especialidades. A partir del 2022 intensificamos las actividades para lograr la acreditación institucional, la cual tiene un grupo de requisitos que debe cumplir la institución para llegar al ejercicio de evaluación externa realizado por la Junta de Acreditación Nacional. Este ejercicio se desarrolló entre el 3 y el 7 de diciembre de 2023 y debía tener como requerimiento el 60 por ciento de las carreras acreditadas; lo logramos antes de esa fecha.

Primero se había acreditado Estomatología en el 2015 y en el 2023 se repitió el ejercicio y obtuvo el resultado de excelente. Posteriormente, fueron evaluados cinco programas en las especialidades de Ginecobstetricia, Pediatría, Terapia Intensiva de Adultos, Cardiología y Anatomía Patológica.Todas lograron su acreditación con muy buenos resultados.

En medio de situaciones tan complejas, ¿cómo lograron esos resultados?

Esos resultados exigieron un sistema de trabajo muy intenso con las carreras y las especialidades para elaborar los informes y las bases de datos. La Junta de Acreditación Nacional establece que los documentos deban enviarse con 90 días hábiles con anterioridad, y así en cada caso lo cumplimos y se continuó trabajando.

Esta etapa no solamente evalúa los indicadores en el orden académico, sino también los procesos políticos donde se involucran estudiantes y profesores. Es un ejercicio muy riguroso en el que participan expertos de todo el país. Se presentaron los indicadores del claustro, los exámenes integradores, el perfeccionamiento de los programas de formación y el resultado de las encuestas a los estudiantes.

Además, se realizaron entrevistas a los estudiantes, profesores y Doctores en Ciencias. Las actividades docentes fueron controladas en el momento en que se estaba desarrollando el ejercicio, y fue evaluada la intervención de la Universidad en la comunidad, a través de sus carreras o especialidades.

En el contexto de la acreditación institucional se evaluó el talento artístico de nuestros estudiantes y el funcionamiento de las diferentes cátedras honoríficas que constituyen un medio de enseñanza.

Dentro de las variables a evaluar se encuentra la infraestructura, que lleva implícitos los escenarios docentes. En el caso de las Ciencias Médicas, los propios servicios asumen esa responsabilidad, y las Ciencias Básicas aquí en la Universidad. Se observa si cumplen los requisitos y tienen las condiciones creadas para la formación y la asistencia médica. El escenario docente fue una prioridad, así como las condiciones de vida de estudiantes y profesores, y también las distintas especialidades con apoyo de las instituciones del territorio.

¿Qué horizontes abre el proceso de acreditación?

Todo este proceso permitirá a las diferentes carreras y especialidades y a la propia institución que puedan tenerse en cuenta desde el exterior, a partir de poseer los títulos como Universidad acreditada; también nos facilita el intercambio académico, tanto para el pregrado como para el posgrado, y posibilita que los estudiantes extranjeros que deseen venir y se autofinancien formen parte de nuestra comunidad universitaria. Como principal resultado, muestra a la población espirituana la calidad docente de nuestra institución.

Tenemos previsto para este 2024 realizar el ejercicio de evaluación externa a tres carreras (Imagenología, Radiofísica Médica, Bioanálisis Clínico y Rehabilitación), 14 especialidades y un programa de maestría.

En el caso de las especialidades, se iniciará el proceso en el mes de mayo en Oncología, Ortodoncia, Cirugía Reconstructiva y Otorrinolaringología.

Es un proceso que llegó para quedarse y la prioridad hoy son las carreras de Tecnologías de la Salud y las demás que aún no hemos podido acreditar.

¿Qué se avizora para el estudiantado de Ciencias Médicas en la provincia con este proceso?

Es una prioridad de la institución y en el país darles oportunidad a los jóvenes recién graduados. Una vez que obtengan la especialidad, a partir de su trabajo de terminación de residencia, este puede constituir también su trabajo de investigación. Incluso, habrá residentes que, por su capacidad, antes de ser especialistas puedan ser doctores en Ciencias.

Además, otro elemento fundamental es el sistema de trabajo desarrollado para la profesionalización de nuestro claustro, al lograr que todos obtengan una categoría superior. Cuando existe un buen proceso docente en las carreras y especialidades, se traduce en una atención superior a los pacientes, en mejores indicadores de salud.

Publicación Recomendada:

Cabaiguán se aproxima al 98 aniversario de su declaratoria como municipio

Visitas: 10

Compartir: