lunes, julio 15El Sonido de la Comunidad
Shadow

Para ganarle la pelea al dengue

Es preciso de ganarle primero al mosquito Aedes aegypti, con más maña que recursos, en una campaña donde la familia decide a favor de su propia salud

El doctor Carlos Ruiz Santos, director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Sancti Spíritus, fue claro en su reflexión con Escambray: para ganarle la pelea al dengue hay que ganársela primero al vector causante de dicha enfermedad, el Aedes aegypti y en esa tarea resulta decisivo el aporte directo de la familia espirituana, al realizar el autofocal puertas adentro y en los alrededores de las viviendas y edificios de forma sistemática.

Si eliminamos los criaderos del mosquito, automáticamente estamos reduciendo los niveles de infestación del causante de la enfermedad y para eso no se necesita emplear recursos, muy escasos por demás en la actualidad, por cuya razón apenas se fumiga en estos momentos, exclusivamente en los lugares donde resulta imprescindible hacerlo, opina el doctor Ruiz Santos.

Al cierre de la semana 31, la provincia tiene una tasa de dengue de 14.4 por cada 1 000 habitantes, por debajo de la media del país, y no existen en estos momentos ni municipio ni área de salud en transmisión, eso es debido al diagnóstico de 66 casos nuevos, con mayor incidencia en los municipios de Sancti Spíritus, Trinidad y La Sierpe, argumenta el directivo.

Pero La Sierpe, a pesar de ser un municipio pequeño, mayormente agropecuario, muestra una tasa de 108.8 por cada 1 000 habitantes, la más elevada de la provincia; en Sancti Spíritus, cabecera provincial, se han intensificado los trabajos de la lucha antivectorial en las últimas 10 semanas, lo que ha permitido mantener una tasa de 14.2 por cada 1 000 habitantes, y Trinidad con una tasa de 14.7, estos son los territorios donde la población debe al menos dedicar media hora dos veces por semana para revisar al detalle los posibles lugares donde el mosquito (la hembra) pueda depositar sus huevos, para romperle el ciclo reproductivo antes de que pase de la etapa de larva y evitar así que nazcan nuevos Aedes.

Una razón muy poderosa para que las familias hagamos nuestra esta campaña por nuestra propia salud radica en la alerta realizada por el doctor Ruiz Santos, quien manifiesta a Escambray que en estos momentos circulan en el país dos nuevas variantes del dengue, que resultan muy agresivas para las personas, de modo que algunos pacientes han llegado al estado de grave e incluso casos que han evolucionado al estado de crítico, con peligro para la vida.

Como podemos apreciar, la batalla contra el dengue no es solamente responsabilidad del personal del sistema de salud, que atraviesa por una situación de desabastecimiento del cuadro básico de medicamentos, sino también, y en gran medida, de la familia y de los colectivos laborales en los centros de producción y servicio, porque estos factores son determinantes para reducir a la mínima expresión los criaderos del mosquito. Prevenir es la palabra de orden para evitar que las personas enfermen, de eso se trata.

Los índices de infestación con la presencia del mosquito están en 0.61, muy elevados si tenemos en cuenta que los programas prevén 0.05 como la norma que no se debe sobrepasar; es decir, que estamos en presencia de alto riesgo en determinados territorios. El más comprometido en este sentido es el municipio de La Sierpe, que tiene un índice de infestación de 1.17 y Sancti Spíritus con 0.97 son los que presentan una situación inquietante para las autoridades partidistas, de gobierno y de Salud, y es donde se espera que las familias tomen conciencia del peligro y accionen con el autofocal de inmediato.

El director provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología de Salud Pública insta a las personas que presenten síntomas sospechosos de posible infestación con el dengue a que acudan a tiempo al médico, pues el diagnóstico temprano de la enfermedad evita complicaciones, dado que en el país circulan los serotipos tres y cuatro que evolucionan los pacientes al estado de grave si no se detectan y tratan con inmediatez. Ante la presencia de fiebre, desde 37 hasta 39 grados o más se debe acudir al cuerpo de guardia o consultorio de inmediato, teniendo en cuenta que están presentes también otras enfermedades transmisibles en el entorno de la provincia, como hepatitis, diarrea y leptospirosis.

Otros síntomas que se deben tener en cuenta son decaimiento, dolores articulares y musculares o algún tipo de lesiones en la piel enrojecida como petequia, dolor abdominal y orinar poco, estos últimos síntomas son ya propios del dengue en estado más avanzado, recalcó el galeno, quien señaló que el tratamiento a las personas que contraen esta enfermedad, cuando se diagnostica tempranamente, lo llevan a cabo en sus propios hogares bajo un mosquitero, en tanto se priorizan con el ingreso hospitalario las mujeres embarazadas, niños menores y algunas personas adultas con signos de alarma o que tengan otra enfermedad crónica que pueda contribuir a las complicaciones.  

El doctor Carlos Ruiz Santos recomienda a las familias tomar agua segura; es decir, hervida o tratada con hipoclorito que está en existencia en la red de farmacias, a razón de cuatro o cinco gotas por litro de agua.

Publicación Recomendada:

Se integra Centro de Tecnologías y Servicios Informáticos de Cabaiguán a mipyme estatal espirituana (+ Audio)

Compartir: