jueves, agosto 18El Sonido de la Comunidad
Shadow

Recibió proyecto sociocultural cabaiguanense visita de Gerardo Hernández Nordelo, Vice-Coordinador Nacional de los CDR

1 foto Gerardo 1

Por Lillipsy Bello Cancio

“Es muy difícil desligar nuestras funciones actuales de los orígenes que nos trajeron hasta aquí, por eso cuando llegamos a un lugar donde nunca antes habíamos estado tenemos que empezar por agradecer, y en Cabaiguán estamos en la obligación de hacerlo, por todos los que desde aquí apoyaron la lucha por la liberación de los Cinco”.

Así comenzó Gerardo Hernández Nordelo, sus palabras de agradecimiento ante la acogida que le prodigaran los cabaiguanenses la tarde de este viernes en la sede del proyecto sociocultural “El Patio de Tila”, donde lo recibieron en calidad de Vice-Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de la Revolución.

Durante el encuentro que sostuviera el Héroe de la República de Cuba con los dirigentes del municipio, miembros del CDR #4 “Rogelio Rojas” perteneciente a la zona 90 de la cabecera municipal, profesores y estudiantes del Centro Universitario del territorio y una representación del pueblo de Cabaiguán, el dirigente se refirió a las dos tareas más importantes que enfrenta la mayor organización de masas del país en estos momentos.

“La producción de alimentos en Cuba es una cuestión estratégica y cuando pensamos en las posibilidades que tenemos los cubanos para apoyar esta línea de combate percibimos inmediatamente que son muchas las potencialidades que aún no explotamos. Si en Cuba tenemos cerca de 38 mil CDR y en cada uno se cosecha una calabaza, serán entonces 38 mil calabazas con las que contaremos para contribuir a la alimentación del pueblo. Igual sucede con el ahorro de energía: si en cada barrio se paga una luz en el horario pico estaremos cumpliendo con un deber sagrado de revolucionarios”, afirmó el Héroe.

Con la humildad que caracteriza a los grandes, Hernández Nordelo le entregó un reconocimiento a Lenín Oriol Martínez Calero el enfermero cabaiguanense miembro de la Brigada “Henry Reeve” que regresara recientemente de Italia y a quienes desempeñaron diferentes funciones durante el tiempo que duró la cuarentena en la zona donde está ubicado el Patio de Tila, y que garantizaron la vitalidad de los servicios básicos a la población que vivió durante cerca de tres semanas una restricción total de movimiento.

La Unión de Escritores y Artistas (UNEAC) del municipio le obsequió el libro “Los Canarios en Cuba”, el cual contiene un artículo sobre la madre de Gerardo inmigrante del viejo continente que llegó a la Isla grande del Caribe con apenas 15 años y echó raíces aquí para regalarle a nuestra Historia un hijo de la estirpe de los valientes.

Impactos: 53

Compartir: