lunes, julio 15El Sonido de la Comunidad
Shadow

Reencuentro con Girón

Sesenta y dos abriles han transcurrido de los sucesos de Playa Girón, una de las tantas victorias ganadas por Cuba camino al socialismo

La certera guía del Fidel Castro en el combate definió el triunfo en Girón.

Por: Alexey Mompeller Lorenzo.

Nadie por mucho que lo intente puede borrar el pasado. De volver en el tiempo se ha ocupado la historia, necesaria para ponerle orden a las fechas, analizar los hechos y sus protagonistas.

La Cuba de abril de 1961 fue bombardeada. Sabotajes a aeropuertos del país y las costas de Playa Girón invadidas narran cómo se probó la isla en 72 horas.

A los nacidos después de que Fidel Castro proclamara el carácter socialista de la Revolución, nos correspondió buscar en los libros cada minuto vivido; remitirnos a los audiovisuales que muestran al miliciano sin bigote, ese que subió al camión y en el trayecto hacia Bahía de Cochinos se hizo hombre; volver a las palabras del Comandante y hacerlas nuestras en caso de repetirse la ofensiva de los mercenarios.

Gracias a las anécdotas que Clío ayuda a contar sabemos de las madrugadas de insomnio de una Cuba que recién se había apartado de una República corrupta, de las familias que oraban por el hijo, el esposo o el amigo que sostuvo el fusil; de los aviones que trajeron la muerte y sembraron el pánico.

Nadie quiere recordar la invasión, menos quienes sacaron bandera blanca. La Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) eliminó de sus registros los detalles del ataque trunco al quedar hecho migajas un plan devenido en la vergüenza yanqui.

Fue aquí, justo en el patio de su casa, como acostumbran nombrar a este archipiélago plantado en el Caribe, América Latina y el mundo supieron de la derrota del imperio.

De no ser por los testimonios de quienes participaron en la gesta,  de las imágenes que descubren a Fidel con las botas enterradas en la arena y sus ojos puestos en los mapas para encauzar la estrategia,  apenas conoceríamos de lo sucedido a Nemesia.

La victoria también trajo compotas cambiadas por los uniformados de camuflaje que no pudieron apagar los sueños de los carboneros.

Algunos perciben las pretéritas jornadas de movilización en blanco y negro, pero quienes respiraron los aires de hazaña aun ven el triunfo con todos sus colores. Definitivamente somos historia. ¿Usted se resiste a olvidarla?

Publicación Recomendada:

Recuerdan en Cabaiguán Victoria de Playa Girón a 62 años del suceso

Compartir: