lunes, junio 14El Sonido de la Comunidad
Shadow

Rusia rechaza acusaciones infundadas en el caso del opositor Navalny

Moscú, 11 sep (Prensa Latina) Rusia rechaza las acusaciones infundadas que presenta hoy Occidente sobre su participación en un supuesto envenenamiento del bloguero opositor Alexei Navalny, hospitalizado en una clínica alemana.

Al comentar las demandas del gobierno germano con relación a una pesquisa del caso de Navalny, el canciller Serguei Lavrov recordó la solicitud hecha a Alemania por parte la Fiscalía General de Rusia para recabar datos sobre el opositor y para una cooperación en el caso.

Pero Berlín argumentó que esa petición pasó a órganos de ‘justicia independientes’ y por ello afirma que el estado nada puede hacer para impulsar la referida gestión, denunció el ministro.

Sin embargo, se exige a Moscú la realización de una pesquisa de un supuesto delito en Rusia, todo lo cual se asemeja a precedentes creados por colegas occidentales, tras el envenenamiento en marzo de 2018, en Salisbury, del exagente de la inteligencia Serguei Skripal, consideró.

En esa ocasión, todo quedó clasificado y todavía no tenemos información, ni siquiera sobre dónde está Skripal y su hija Julia, recordó el ministro de Asuntos Exteriores, tras un encuentro aquí con los cancilleres de la Organización de Cooperación de Shanghai.

Lo mismo se repite en la historia de la tragedia del Boeing malasio sobre Ucrania en 2014, cuando la parte holandesa, nos acusó regularmente de negarnos a cooperar, declaró el experimentado diplomático.

Ello ocurre pese a reiterados esfuerzos de estructuras oficiales rusas por brindar la información sobre la catástrofe y de las constantes propuestas de analizar todos los hechos, sin excepción, subrayó Lavrov.

Al respecto, Ámsterdam considera que cooperar significa un reconocimiento por parte de Rusia de su responsabilidad en la causa del desastre aéreo, destacó el ministro.

Si ahora prevalece la misma lógica entre nuestros colegas occidentales, especialmente los alemanes y estadounidenses, esto solo confirmará que ellos se ponen por encima de la ley, estimó el titular de Asuntos Exteriores.

Lavrov comentó así versiones sobre un posible intento de Alemania de llevar el caso de Navalny a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), un órgano convertido en juez y parte por Occidente en temas de determinar culpables en asuntos de uso de armas químicas.

El esfuerzo por acusar a Rusia ante la OPAQ estaría relacionado con el presunto empleo de una sustancia similar al tóxico Navichok, el mismo que, según Londres, fue utilizado en el caso de Salisbury, aunque el gobierno británico aún sigue sin presentar pruebas concretas sobre ello.

Impactos: 12

Compartir: