sábado, junio 12El Sonido de la Comunidad
Shadow

Agasaja taller literario Rubén Martínez Villena de Cabaiguán 54 años de narrativa y poesía

1 taller literario

Por: Alexey Mompeller Lorenzo

Las primeras creaciones de quienes daban cuerpo a sus páginas en el taller literario Rubén Martínez Villena de Cabaiguán las acumuló “Simientes”, boletín de esa cantera de letras surgida hace 54 años y convertida en testigo del alumbramiento de los textos de narradores y poetas que han emprendido múltiples viajes editoriales a través de sellos cubanos y foráneos.

Según Marlene Emelia García Pérez, integrante de la gran familia de virtuosos de la pluma y considerada el alma del taller, de 2017 a la actualidad el periplo internacional de los volúmenes contempla entre otros destinos a Canadá, España, Estados Unidos y Chile.

Este último país andino, desde el 2020 ha estrechado vínculos con las inspiraciones gestadas en un pueblo afortunado por sus escritores. El proyecto Doce Islas, forjador del acercamiento cultural entre las ciudad de Los Ángles y Cabaiguán, reafirma el potencial en verso y prosa que brota lejos de los grandes catálogos.

El sello Negráfica a cargo de Felipe Burgos Villegas se alió a Magape Diseño Editorial y a Black Nymph Art para promocionar cuatro títulos impresos el pasado año, cuya producción continuará con ocho encargos pendientes.

Los primeros ejemplares en llegar a Chile fueron “Crónicas de Ambrosía” de Ken Jact Fernández León y “Un solo día puede equivaler a una eternidad” de Beisy Fuentes Velázquez, ambos dedicados al público infantil; y las novelas “Los dioses muertos” de Duandy Oscar Gómez Otazo y “Wostok”, de Isbel González González.

Le siguieron al trayecto dos antologías poéticas concebidas por Ubaldo Pérez Hernández y Rosa María García Garzón; clasificaron además “Los gatos bailan de madrugada” de Jorge Silverio Tejera y “El Ojo de Horus” de Marlene García.

De aquel lejano 20 de enero de 1967 han trascendido infinidad de diálogos que en la distancia rememoran Gumersindo Pacheco, Sonia Díaz Corrales o Senel Paz por citar a algunos, pero los integrantes del Rubén Martínez Villena aunque dispersos por el mundo se encuentran en los clásicos stands de las librerías o en las vitrinas digitales.

La editorial estadounidense Primigenios bajo la batuta de Eduardo René Casanova les ha ofrecido la oportunidad y lo agradece Mario Luis López Isla, uno de los talleristas con más volúmenes impresos y que ahora ese sello sacara a la luz “Valbanera. Naufragio, misterio y leyenda”, versión actualizada de otro texto que recrea el fatídico naufragio del vapor español.

Primigenios le publicó a Noelio Ramos Rodríguez el libro “Entre piropos, dichos y refranes” y próximamente la propia fortaleza literaria lanzará la novela “Quirubín el de changa” de un autor que ha debatido junto a esa membresía cada obra suya.

En preparación constan además “A-Mar”, páginas de Marlene García, “Olanduyi y los Letucis” de Jorge Silverio y una antología poética de Edel Morales.

Hoy no faltará la tertulia Mono rosa, espacio que también ha distinguido al Rubén Martínez Villena, una academia que continúa escribiendo su historia.

Impactos: 62

Compartir: