domingo, septiembre 25El Sonido de la Comunidad
Shadow

Combinación de espuma y agua apuntan a la extinción del incendio en Matanzas

Este miércoles deben incorporarse nuevos equipos en función de acelerar el proceso, además de continuar con la aplicación de químicos y espuma

espuma
Imagen tomada durante sobrevuelo de helicóptero sobre zona siniestrada. (Foto: @PresidenciaCuba)

El enfriamiento de tanques y zonas afectadas, a partir de la aplicación de espuma y agua, continúa como estrategia determinante para extinguir el incendio producido en la zona industrial de esta occidental provincia de Cuba.

   La incorporación de la técnica enviada por Venezuela y México, junto al trabajo del Ministerio del Interior, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), la empresa CubaPetróleo, el Instituto de Recursos Hidráulicos y el Cuerpo de Bomberos, han permitido avanzar en la mitigación del siniestro, aunque las autoridades insisten en que aún no está bajo control.

   Según reportes de la televisión nacional, cinco helicópteros de la fuerza aérea superan ya las 40 horas de vuelo con estructuras que lanzan sobre el área siniestrada dos mil 500 litros de agua, mientras en estos momentos también es visible el enfriamiento desde la bahía.

   Este miércoles deben incorporarse además nuevos equipos en función de acelerar el proceso, además de continuar con la aplicación de químicos y espuma.

   En declaraciones a la prensa, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, enfatizó en la labor de los constructores y trabajadores hidráulicos, encargados de crear los muros de contención para evitar la propagación del incendio.

   El jefe de Estado también resaltó las acciones llevadas a cabo por las FAR, los bomberos, la Cruz Roja, así como por las tropas de México y Venezuela, y todos “los que han trabajado sin descanso”.

   No obstante, Díaz-Canel llamó a no confiarse, “pues existen posibilidades de que el combustible vuelva a incendiarse”.

   El siniestro ocurrió el pasado viernes cuando un rayo impactó en el tanque número 52 de la instalación petrolera, y pese al esfuerzo de los bomberos el fuego también se extendió hasta otros tres depósitos de combustible.

   Entre las acciones adoptadas desde entonces está el vertimiento de agua de mar y arena sobre la zona incendiada, para evitar la propagación de las llamas hacia otras áreas, en la que también hay tanques con combustible.

   Además, se colocaron barreras físicas como cortafuegos para proteger el muelle y barrios cercanos.

(Fuente/Escambray)

Publicación Recomendada:

Trabajan arduamente en Matanzas para sofocar enorme incendio

Impactos: 14

Compartir: