lunes, agosto 8El Sonido de la Comunidad
Shadow

Evalúan directivos del Consejo de Defensa de Cabaiguán, daños ocasionados por intensas lluvias a la agricultura

1 2

Por: Lillipsy Bello Cancio

A pesar de que aún no se pueden evaluar en su justa magnitud los daños de Eta a la agricultura cabaiguanense, los máximos dirigentes del Consejo de Defensa Municipal realizaron un recorrido por algunas de las bases productivas más afectadas por las precipitaciones de los últimos días y el embalse Tuinucú, ubicado en la comunidad de Manaquita.

Yariel Hernández García y José Martínez Hernández, presidente y vicepresidente de dicho órgano de dirección aquí, visitaron las Cooperativas de Producción Agropecuaria “Juan González” y “13 de Marzo” donde pudieron constatar los daños sufridos en los sembrados de frijol, yuca, tomate y los semilleros de tabaco fundamentalmente, los cuales podrán cuantificarse con mayor objetividad en unos pocos días, cuando salga el sol y en su combinación con la humedad permitan valorar las consecuencias.

1 recorrido

“Diecisiete mil canteros de posturas de tabaco, previstas para su siembra a partir del 20 de noviembre próximo han padecido los efectos de esta tormenta tropical y 51 hectáreas de este propio rubro que ya se habían sembrado, de los cuales 22 eran de tabaco tapado, sobresalen entre las afectaciones más significativas de las precipitaciones de las últimas jornadas”, explicó a www.rcabaiguan.icrt.cu el máximo representante político de la localidad.

Así mismo los dirigentes visitaron algunos de los campos en los que se pronostica la pérdida de unas 25 toneladas del tomate que pensaba cosecharse en diciembre para abastecer el municipio y la cabecera provincial, a la vez que constataron el beneficio que recibieron otros cultivos como el boniato y el plátano con las aguas de los últimos días.

El presidente y vicepresidente del Consejo de Defensa de Cabaiguán también comprobaron durante su recorrido el excelente estado técnico de la presa Tuinucú, la cual aliviaba por su pendiente natural desde mucho antes de la llegada de Eta, y que alcanzó su pico máximo de llenado al filo de las dos de la tarde de este martes, cuando sus registros marcaron 63 millones 575 mil metros cúbicos de agua, gracias a los escurrimientos provenientes de la zona norte espirituana.

Impactos: 57

Compartir: