martes, junio 15El Sonido de la Comunidad
Shadow

Exhiben muestra patrimonial por el 75 aniversario del cine-teatro Rogelio Rojas de Cabaiguán

2 cine

Por: Alexey Mompeller Lorenzo

Luces, cámara, acción. La muestra “75 aniversario en la memoria” es el más reciente estreno de cartelera del cine-teatro Rogelio Rojas, institución cabaiguanense que acumula igual número de almanaques y  desempolva recuerdos e imágenes de las primeras cintas exhibidas en la mayor sala oscura del municipio.

La idea a modo de retrospectiva concebida por Daniel Gutiérrez Andrade, director de la instalación, la componen en parte fotografías en blanco y negro de algunas producciones, instantáneas utilizadas para promocionar los largometrajes en los comienzos de la sede.  

Esta propuesta diferente honra a los espectadores que se adueñaron de la gran pantalla desde el 23 de febrero de 1946, reverencia la impronta del centro que en casi ocho décadas ha presentado títulos de la cinematografía nacional y foránea y venera la entrega de todos los colectivos que hasta hoy han hecho posible la vitalidad del espacio.

El patrimonio del séptimo arte en Cabaiguán atesora otros objetos patrimoniales y filmes protagonistas de la exposición necesarios para contar esta historia también en las redes sociales.

“Un proyector Ucrania de 16 milímetros empleado en las funciones primigenias, varias de ellas logradas en una especie de cine itinerante realizado por los barrios gracias al ingenio de Julio Santos Fleites, un equipo similar aunque de un menor formato así como cámaras añejas donadas al Rogelio Rojas integran la expo”, apuntó la fuente.

La proyección de la película “Allá en el rancho grande” que inaugurara con sello mexicano la tanda inicial hace 75 años y rescatar de los archivos  “La vanidosa”, audiovisual que despidiera a los cinéfilos del desaparecido Capirot, se incluyen entre las sugerencias previstas a propósito de la conmemoración.  

El agasajo por el onomástico del cine de la ciudad, testigo de grandes acontecimientos, sucede en medio de la restauración capital del inmueble. Reparado el proscenio, una  brigada del Fondo Cubano de Bienes Culturales de Ciego de Ávila asumió la sustitución total del lunetario de la planta baja con 700 capacidades y resta el cambio de los 300 asientos del segundo nivel para luego continuar con las labores restantes de remozamiento, aseguró Gutiérrez Andrade.

Impactos: 22

Compartir: