martes, junio 15El Sonido de la Comunidad
Shadow

Margot “La Bala” de Cabaiguán

3 margot beltran

Por: Osbel Ramón Díaz Mondeja

Las “mitocondrias y las vacuolas” tuvieron en Margarita Beltrán Marcos a una fiel profesora que hizo de la enseñanza de la biología, su propia biología laboral.

Margot como se conoce en todo Cabaiguán es una de las hijas del personaje popular Filiberto Beltrán. Ella es la tercera de las cuatro que tuvo; pero a juzgar por su actitud ante la vida fue la única que le siguió los pasos porque manejó cuanto artefacto de dos o cuatro ruedas se cruzaron en su camino, incluyendo la famosa camioneta del padre (la de los dos timones).

Este 22 de febrero cumplió 74 años y más de cuarenta se los dedicó a la pedagogía. En la recta final de su labor estuvo en el preuniversitario Elcires Pérez de Saltadero (1975 al 1977) y luego fueron 15 años en el Beremundo Paz de Neiva. Allí quienes fueron sus alumnos no olvidan aquello de la “Millosis “y la “Mitosis” que con tanta pasión impartía en sus clases de biología.

Pero más allá de su carácter alocado, Margot se ganó en aquel tiempo un mote que llega hasta nuestros días, “La Bala”. Pues a diferencia de todo el claustro de profesores de esos lugares que se trasladaban en guagua, ella lo hacía en su reconocida “berjovina rusa”.

A lo lejos se escuchaba el ruido y entre más se acercaba se veía el “despeine” de su larga cabellera por lo que los alumnos de forma oculta y jocosa comentaban entre ellos. ¡Ahí viene la Bala!

Pasó el tiempo y la jerga estudiantil se convirtió en tradición. Ella recuerda con mucho cariño aquellos años y siente la satisfacción por el mote. En la actualidad profesa orgullo pues muchos de sus alumnos hoy ejercen y poseen conocimientos gracias a sus enseñanzas.

Ya no tiene motor y está jubilada; pero cuando la visité para la entrevista, “aceleró” el pensamiento para darles respuestas a mis interrogantes. Emocionada, apretó el “cloche” mental y sin titubeos expresó.

¿Si vuelvo a nacer, me vuelvo a despeinar y pa´ Neiva a dar clases en mi motor?

Impactos: 156

Compartir: