sábado, febrero 4El Sonido de la Comunidad
Shadow

Garantiza equipamiento tecnológico producción de medicina natural y tradicional en Cabaiguán

El sobrecumplimiento en las elaboraciones de esta medicina alternativa es posible, pese a las carencias de recursos, mediante dispositivos que favorecen el aumento de los niveles de  producción y ofrecen el sello de calidad

MEDICINA
Con el arribo de percoladores se dinamiza el trabajo en el Centro de Producción Local de Medicina Natural y Tradicional de Cabaiguán.

Por: Alexey Mompeller Lorenzo

El avance tecnológico del Centro de Producción Local de Medicina Natural y Tradicional de Cabaiguán lo convierten en la institución de su tipo más equipada de la provincia, gracias a la adquisición de dispositivos gestionados por el Proyecto de Desarrollo Local (PRODEL) para garantizar parte del autoabastecimiento de estas manufacturas al municipio.

“En tres momentos PRODEL ha asignado equipos para lograr mayores volúmenes de producción mediante dispensadores de compuestos líquidos y sólidos prácticos para el envase de frascos así como percoladores que dinamizan el trabajo al montarse 200 litros cuando anteriormente solo podían lograrse 20; y demás utensilios, flujo laminal, balanzas analíticas y peachímetro,  entre otros, indispensables para determinar la calidad de los preparados”, refiere Leisy Peña Calero, especialista en la minidustria.

La Máster en Medicina Bionergética añadió que el centro asume la fabricación de 95 renglones distribuidos en diferentes grupos farmacológicos, una alternativa de tratamiento para combatir múltiples enfermedades con el consumo de jarabes anticatarrales, pediculicidas, cremas y soluciones para la higiene de las manos.

Aunque algunas unidades de la red de farmacias comunitarias de la localidad se adjudican la producción de medicina natural y tradicional a pequeña escala, de aquí se nutren los dispensarios restantes.

“Al cierre de junio tenemos un sobrecumplimiento de más de 28 mil 300 frascos que representa un 108 por ciento del plan de producción”, sentenció.

A las estrecheces económicas impuestas por el gobierno estadounidense, con incidencia en el suministro de materias primas y frascos, no se cruzan de brazos.

“Hoy lo que más nos afecta es la carencia de compuestos para realizar las bases de cremas y champú. Igualmente golpea la falta de mentol, necesario para suplir parte de la demanda de loción de muralla, solicitada por la población por sus propiedades  antinflamatoria y antireumatoidea. En ese sentido tratamos de suplir la ausencia de un producto por otro del mismo grupo farmacológico”, señaló  Peña Calero.

“Debido al déficit de recursos, los clientes acuden a los establecimientos con medios propios que no son los indicados. Ante las limitaciones se escogen algunos productos de uso interno para envasarlos en los frascos ámbar”, concluyó la fuente.

Publicación Recomendada:

Estimulan producción de biogás en Cabaiguán

Impactos: 64

Compartir: