jueves, octubre 6El Sonido de la Comunidad
Shadow

Gobierno aclara: En Sancti Spíritus no se prohíbe la venta de pan ni de galletas

En los últimos días, ha aumentado exponencialmente el precio de los productos que contienen harina de pan. Atravieso el bulevar de Sancti Spíritus e intento llegar a la oficina sin detenerme a mirar los precios estratosféricos de casi todo, cuando detrás del mostrador de un negocio particular alguien grita: “Periodista, ahora dicen que a partir de la semana próxima no podemos vender ningún producto con harina de pan o de trigo. ¿Qué tú sabes de eso?”.

pan

La pregunta me toma por sorpresa, pero me las doy de filósofo y respondo que solo sé que no sé nada y que investigaré; aunque en honor a la verdad, el asunto me intrigó cuando no vi a algunos de los habituales vendedores de galletas.

“No tenemos galletas porque las movimos —alega otro vendedor—. Dicen que el Gobierno Provincial prohibió su venta y no queremos arriesgarnos”.

En los últimos días hemos contemplado con total frustración cómo el paquete de galletas que venden los particulares subió de 80 a 110 y hasta 120 pesos con una tranquilidad pasmosa, porque, según pudo conocer Escambray tras conversar con algunos comerciantes del producto, “ante la duda lo mejor es subir el precio”.

Que si la guerra en Ucrania, que si la harina subió en el mercado negro, que si ya no la consiguen con tanta facilidad, que si el precio del dólar en la calle superó los 145 pesos…, en fin, un rosario de excusas para justificar la subida del precio.

Así lo considera Ricardo García Hernández, coordinador de Programas y Objetivos: “No hay justificación para que los privados sigan subiendo el precio del paquete de galletas y la bolsa de pan. El Gobierno Provincial de Sancti Spíritus no ha emitido resolución ni medida alguna que les prohíba a quienes hoy tienen patentes para elaborar estos productos venderlos según lo establecido. Se trata de comentarios que intentan manipular al pueblo para justificar en algunos casos el alza de los precios”.

Añade García Hernández que los trabajadores por cuenta propia o las mypimes sí deben poseer la documentación que certifique o avale la procedencia legal de la materia prima empleada en la confección de tales productos.

“Aquí no hemos hablado de prohibir nada, ni siquiera hemos restringido los precios, aunque llamamos la atención sobre algunos precios abusivos que hemos detectado en los últimos días con respecto a las galletas y el pan”.

Comenta también que por parte del cuerpo de inspectores de la provincia se mantendrán las acciones de control encaminadas a detectar cualquier ilegalidad asociada a la producción de dichos alimentos.

Construir un país con todos y para el bien de todos no es responsabilidad exclusiva de aquellos con un cargo de dirección o con responsabilidades administrativas, sino más bien del propio pueblo, a quien le asiste el derecho de reclamar ante tantos precios abusivos.

Si el Gobierno de la provincia no ha prohibido la venta de pan, galletas, dulces o cuanto producto contenga harina de pan o de trigo, ¿por qué entonces se empeñan algunos en subir constantemente los precios? ¿Por qué resulta tan fácil seguir exprimiendo el ya maltrecho bolsillo de los trabajadores?

Publicación Recomendada:

Convida campismo Arroya Lajas a opciones recreativas en la recta final del verano

Impactos: 26

Compartir: