domingo, junio 23El Sonido de la Comunidad
Shadow

Hay que utilizar todas las estrategias para colarse en la final del V Clásico Mundial de Béisbol

Ahora que la Pasión por el béisbol está en su punto culminante les traigo esta curiosidad beisbolera

Héctor Cabrera Bernal (Historiador de Cabaiguán)

Se ha afirmado, que el béisbol es el deporte de las estadísticas, la táctica y los imprevistos, pero de nada de esto le vengo a hablar, es un tema que ronda la táctica, la estrategia, y sobre todo el humor. Pero no le demoro más, allá va eso.

Ocurrió el 19 de agosto de 1951, cuando en el segundo desafío de un doble programa contra los Tigres de Detroit, el director de los Carmelitas de San Luis, Zach Teylor, envió a la caja de bateo como bateador emergente a Eddie Gaedel, un enano de apenas 109 centímetros de estatura y 31 kilogramos de peso.

De inmediato el árbitro actuante llamó a Teylor. Pero este le mostró el registro oficial del pelotero que llevaba en la espalda la fracción 1/8, (bueno el número tenía que ser pequeño, porque no había más espalda).

El público congregado en los graderíos reía de lo lindo, el lanzador Bod Cain no sabía qué hacer y llamó al receptor Bod Swift. Imagine que la zona de strike calculaba era de apenas 33 centímetros y Cain solo atinó a moderar la velocidad para buscar el necesitado control.

Por su supuesto, el hombre recibió boleto con cuatro envíos malos y entonces lo sustituyó como corredor en la primera almohadilla Jim Delsing. Ahí mismo finalizó la carrera de Eddie Gaedel.

Consejo: Si usted es manager de béisbol, pues búsquese un enano como lo hizo el DT de los carmelitas de San Luis Zach Teylor, y tendrá por lo menos una base por bola asegurada.

En Miami tenemos que utilizar todas las estrategias posibles para poder seguir transitando por el Clásico Mundial y ser uno de los elencos finalistas.

Publicación recomendada:

Intercambiaron candidatos a Diputados al Parlamento Cubano por Cabaiguán con campesinos, mipyme y habitantes del municipio (+ Fotos)

Compartir: