miércoles, junio 16El Sonido de la Comunidad
Shadow

Idania, una enfermera con más de 4 décadas aliviando el dolor ajeno

Lugares como Sancti Spíritus, Jatibonico y Cabaiguán saben de la entrega, ética y profesionalidad de Idania Rodríguez Pérez, una enfermera dispuesta a seguir aportando su vasta experiencia en los caminos de las curaciones del cuerpo y el alma

Por Hugo Crespo Crespo

Con cuarenta y cuatro años en las andanzas de la enfermería, la enfermera Idania Rodríguez Pérez, ya próxima a su jubilación, rememora con brillo en sus ojos y voz entrecortada las emociones vividas durante todo este tiempo en una profesión que ante todo tiene una premisa esencial: el humanismo. Y es que así ella la define, cuando le preguntamos el porqué de tantos años en esta especialidad de la salud y el éxito acumulado.

Con apenas diecisiete años, en 1977, la necesidad puso ante su sendero este reto y lo ha cumplido de forma cabal. Sus aspiraciones de ser profesora de Biología, la condujeron a tomar una de las partes de esta ciencia natural vinculada a aliviar el dolor ajeno, al tratarse de apoyar los tratamientos médicos de los pacientes.

Desde ese entonces, la enfermera Idania, comenzó ese transitar en plena adolescencia, convirtiéndose en licenciada, especialista en enfermería comunitaria y master en atención integral a la mujer. En esta especialidad lo ha realizado todo, desde que comenzó en la asistencia de pediatría en salas de neonatología y después en adultos, en la administración como jefa de enfermeras y en la docencia.

Lugares como Sancti Spiritus, Jatibonico y Cabaiguán saben de su entrega, ética y profesionalidad, conocen de su esmero y comportamiento ante ese semejante que tiene delante al cual según sus propias palabras hay que tratarlo con respeto y comprensión, poniéndose en su lugar y seguro que al final, la recompensa será mayor, ese agradecimiento eterno por haber calmado un dolor, sanado una herida o inhibir la fiebre, esa que sólo con la sonrisa, según José Martí, puede aliviarse.

Los pasos de esta mujer, que acumula varios logros y reconocimientos por su labor, han estado acompañados del apoyo de una familia, a quien ubica entre los sitios más altos de su esquema social, así como algunos compañeros y compañeras que han contribuido a estos resultados, no sólo como enfermera, sino como dirigente partidista, federada y formadora de una prole en la que todos han tenido el privilegio de llegar a los escaños del nivel universitario con grandes dosis de sacrificio y unidad familiar para cumplir la meta propuesta.

Idania Rodríguez Pérez, aún tiene fuerzas y deseos para seguir apostando por la enfermería, sus valiosos conocimientos y reglas de oro para triunfar. En su actual desempeño en la docencia en el Departamento de salud e investigaciones en la Dirección Municipal de Salud, transmite a sus estudiantes los más elementales conceptos, normas, actuaciones y secretos de esta profesión, con la cual puede llegarse a conquistar la cima, yendo a lo más profundo de los sentimientos y el amor que debe ponerse ante todo obstáculo.

Estamos seguros que esta Idania puede jubilarse mañana, pero su retiro será cuando deje de existir de forma física, porque hasta que su mente y cuerpo estén en equilibrio, seguirá aportando su vasta experiencia en los caminos de las curaciones del cuerpo y el alma.

Impactos: 45

Compartir: