miércoles, junio 16El Sonido de la Comunidad
Shadow

La Danza Isleña de Pozas con más de 90 años de vida, recibe homenaje por el día internacional del arte danzario

90 de vida entre vegas, tenderetes y escenarios, hacen de la Danza Isleña de Pozas, un museo vivo de las tradiciones que los inmigrantes canarios y sus descendientes no dejan morir

La Danza Isleña Portadora de Pozas perteneciente a la Casa de Cultura de Cabaiguán
La Danza Isleña Portadora de Pozas perteneciente a la Casa de Cultura de Cabaiguán.
Por: Aramis Fernández Valderas

La Danza Isleña  Portadora de Pozas perteneciente a la Casa de Cultura de Cabaiguán recibe hoy el homenaje de los amantes de la manifestación por celebrarse este 29 de abril el día internacional dedicado al arte danzario.

De manera diferente a lo que ha sucedido en otras ocasiones, hoy los corazones de cada cabaiguanense que lleva sangre Canaria laten desde el aislamiento, porque en un futuro queremos volver a abrazarlos cuando termine la función y cierren las cortinas.

Según Felicia Estepa Valdivia, Directora e Instructora de la agrupación, la misma tiene un repertorio de los bailes más antiguos de las Islas Canarias, traídos a Cuba por los inmigrantes, parte de los cuales se asentaron en este municipio, con gran representación en los barrios de Pueblo Nuevo, Pozas y sus alrededores.

El elenco arriba este año al 91 aniversario de su fundación.  El isleño José Garcés, tuvo la iniciativa de reunir  a sus coterráneos que andaban desperdigados en las vegas de tabaco de Cabaiguán para no dejar perder sus tradiciones, cuyo legado siguen sus nietos, bisnietos y tataranietos hasta la actualidad.

La Danza Isleña de Pozas la compone 26 personas de ellas 16 se dedican al baile de Isas, Folias, Sirinoque y Malagueña y El Conde de Cabra, que es del romancero español bailado se  por primera vez en la Isla de La Palma en el siglo XVI.

El colectivo, no profesional lo conforman agricultores, estudiantes y docentes con gran dedicación al arte, lo cual los ha hecho acreedores de los premios Cultura Comunitaria en el 2001 y Memoria Viva en el 2002.

Impactos: 60

Compartir: