lunes, junio 14El Sonido de la Comunidad
Shadow

Manifestantes colombianos sufren otra noche de brutal represión policial

Manifestantes colombianos sufren otra noche de brutal represión policial

Bogotá, 20 may Al cumplirse 23 días de movilizaciones sociales en rechazo a las políticas neoliberales de Iván Duque, se registraron  nuevas acciones represivas en varias ciudades de Colombia.

En horas de la noche del miércoles, denunciaron la represión de funcionarios del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) en la ciudad de Popayán, en el departamento del Cauca.

De acuerdo con representantes de Organizaciones de Derechos Humanos, varias personas resultaron heridas por la represión contra los manifestantes.

El incidente se reportó frente a un hospital de Popayán, donde la Esmad lanzó bombas lacrimógenas contra los manifestantes, afectando a enfermos y personal médico del centro asistencial.

En la ciudad de Bucaramanga, Santander, estudiantes de la Universidad Industrial solicitaron la creación de un corredor humanitario para el traslado de los heridos.

Los manifestantes aseguraron que dos tanquetas de la Policía Nacional irrumpieron en la ciudadela universitaria.

En la capital colombiana también reportaron ataques de la Esmad contra civiles, que protestaban en el portal de las Américas.

También se reportaron acciones violentas de las fuerzas policiales en la ciudad de Pasto, Nariño.

La ciudad de Medellín fue otra de las localidades en las que hubo actos de represión, dejando decenas de heridos.

El partido Comunes aseguró que el presidente Iván Duque tiene miedo a escuchar al pueblo que se enfrenta a su gobierno por medio de multitudinarias movilizaciones pacíficas.

‘Prefiere obligarse a creer que los que están en las calles son personas supuestamente financiadas por gobiernos ‘extranjeros’ y que la movilización es una estratagema de la oposición para desestabilizarlo’, subrayó esta fuerza política en un comunicado difundido este miércoles.

Añadió que el gobernante debe entender que existe un estallido social como consecuencia de una enorme desigualdad y una pobreza provocada por su gobierno y por políticas que son muy solidarias con los poderosos, pero mezquinas con el pueblo trabajador.

Desde el 28 de abril a la fecha 51 personas murieron en Colombia, presuntamente a manos de la fuerza pública, durante las jornadas del paro, de acuerdo con el más reciente informe de la Organización No Gubernamental (ONG) Temblores.

Temblores publicó su informe actualizado sobre las cifras de represión perpetrada por agentes del Esmad y del Ejército contra manifestantes, quienes ya completan 22 días movilizados en Colombia.

Impactos: 5

Compartir: