jueves, febrero 29El Sonido de la Comunidad
Shadow

Miguel Reyes Castro: un líder natural

Para adentrarse en las luchas del movimiento obrero tabacalero en Cabaiguán, hay que acercarse a la labor del líder Miguel Mariano Reyes Castro, quien se inició en los trabajos de ese sector a los 14 años de como aprendiz en diferentes chinchales, aunque durante la zafra azucarera del 1944 marchó a Camagüey con su hermano Oscar. A su regreso, matriculó en la escuela de Comercio de Sancti Spíritus

Miguel
Miguel Mariano Reyes Castro en el Congreso Obrero.

Por: Daisy Pilar Martín Ciriano

Cuando en 1950 se recrudeció la lucha de los obreros contra la implantación de la máquina torcedora, la labor de Miguel fue determinante.   Afianzó la unidad entre los diferentes sindicatos alzando su voz en actos, mítines y manifestaciones obreras, participó asimismo en numerosas reuniones en talleres, fábricas, chinchales y despalillos. Cuando hablaba a los obreros, su verbo imperturbable, surtía el efecto de un verdadero organizador y de un unitario convencido, exponiendo las justas demandas de los sectores implicados.

Al frente de su gremio enfrentó a los elementos mujalistas e interventores de sindicatos, en la huelga azucarera de 1955 fue dirigente activo junto a Armando Acosta Cordero. Su figura se agigantaba en cada escenario de lucha.

Integró la primera célula del 26 de julio fundada en la Bauzá y desde ella desarrolló una activa labor dentro de su sector. Crecía ante cada batalla del proletariado y de los revolucionarios. Después del desfile del primero de mayo del año 1957 ocurrieron los sucesos del alzamiento de La Llorona. La figura de Miguel actuó con inteligencia llevando la unión con los miembros del Partido y los del MR- 26-7 para lograr el cierre de comercios, fábricas, talleres. Por su intransigencia fue amenazado en varias ocasiones con encarcelamientos, llegando, incluso, al intento de secuestro.

El prestigio de Miguel llegó hasta conocimiento Che tras su llegada al Escambray. En entrevistas con al Jefe rebelde demostró su valía y así fue designado como delegado obrero de la Columna No. 8 Ciro Redondo en la elección de los dirigentes sindicales en la medida que se iban liberando los pueblos con la mayor democracia.

Ocupó otras responsabilidades después del triunfo revolucionario y en cada una mostró su entereza y su carácter intransigente sin plegarse ante maniobras oportunistas.

Merece la figura de Miguel Reyes Castro, un diario homenaje de reconocimiento a su ejemplar trayectoria en cada puesto de trabajo de los tabacaleros. Este 27 de enero, en el 61 aniversario de su muerte, los tabacaleros de Cabaiguán recordarán al líder más unitario de su sector.

Publicación Recomendada:

Realizarán desfile martiano y marcha de las antorchas este sábado 27 de enero en Cabaiguán

Impactos: 46

Compartir: