martes, junio 18El Sonido de la Comunidad
Shadow

Presidentes de EE.UU. y China por normalizar relaciones entre ambas naciones

El encuentro tuvo lugar el miércoles 15 de noviembre en el marco de la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en San Francisco, EE.UU.

En la primera visita a Estados Unidos del máximo dirigente chino  en seis años, Xi Jinping y Joe Biden se reunieron ayer miércoles 15 de noviembre en San Francisco, en el contexto de la Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), en un intento por normalizar en lo posible las relaciones entre ambas naciones.

Dichos mandatarios se dieron un apretón de manos al posar para la prensa antes del inicio de las conversaciones. Dirigiéndose a Xi, el anfitrión declaró: “Valoro nuestra conversación porque creo que es primordial que usted y yo nos entendamos claramente, de líder a líder, sin conceptos erróneos ni falta de comunicación”, y agregó que para países como China y Estados Unidos “darse la espalda no es una opción”.

Por su parte, Xi Jinping dijo que la relación de su país con la norteña nación “nunca ha sido fácil” en los últimos 50 años, aunque han continuado avanzando con altos y bajos, y recalcó que “no es realista que una parte remodele a la otra”. Seguidamente afirmó: “El mundo en general es lo suficientemente grande como para que los dos países tengan éxito”. Luego la reunión entre ambos estadistas y sus delegaciones continuó su desarrollo a puertas cerradas.

Aunque Biden se propone allanar el empedrado camino con su homólogo del gigante asiático, considerado la segunda economía del mundo, en el encuentro se abordaron temas como las sanciones impuestas por su gobierno a China con el deliberado propósito de afectar su economía, de lo cual es un ejemplo las acciones para impedir el acceso de China a elementos de avanzada tecnología que producen su país y algunos socios. También están aspectos claves, como es el apoyo en el plano armamentístico y político que Washington les brinda a las autoridades separatistas de Taiwán, en detrimento del concepto de una sola China, aceptado por consenso internacional de la mayoría de las naciones.

Otros temas escabrosos en las conversaciones entre Xi Jinping y Joe Biden son las diferencias en las posiciones de ambos gobiernos en relación con los conflictos armados entre Rusia y Ucrania, y entre Israel y Hamás, agudizados con las reiteradas masacres provocadas por los bombardeos de la Franja de Gaza por las fuerzas militares israelíes, con miles de víctimas mortales y heridos entre la población civil, al atacar directamente a hospitales, zonas residenciales y campos de refugiados.

Biden ha expresado recientemente que China tiene problemas; sin embargo, ha olvidado las afirmaciones de economistas de Wall Street, de que la economía estadounidense está abocada a una recesión. Pero en lo que no cabe la menor duda es que las relaciones entre Estados Unidos y China seguirán siendo tensas si Washington no adopta una postura sincera de cooperación mutuamente ventajosa y de coexistencia pacífica, y acepta la realidad insoslayable del mundo multipolar que se impone por la voluntad de los gobiernos y pueblos de la mayoría de los países  que se niegan a aceptar un gobierno universal que nadie ha elegido, aspectos que  resultan de vital importancia para el mantenimiento de la paz mundial.

Publicación Recomendada:

Crece el delito en Cabaiguán durante el 2023 en comparación con igual período del año anterior (+Audio)

Compartir: