sábado, junio 12El Sonido de la Comunidad
Shadow

Reconocen labor de profesionales de escuela cabaiguanense devenida centro de aislamiento

1 escuela especial

Por: Lillipsy Bello Cancio

Atender 23 contactos de casos sospechosos o positivos a la COVID- 19, es la tarea de los 29 trabajadores docentes y no docentes de la Escuela Especial “Julio Antonio Mella” que ahora mismo han cambiado tizas y pizarras por nasobucos, guantes y un traje verde que apenas permite distinguirles el rostro pero que los protege de un virus mortal.

Omar Cabrera Jiménez, director del centro educativo, en conversación con esta emisora explicó que los cabaiguanenses allí acogidos pertenecen todos al foco de la TRD y que todos esperan ya el resultado de su segundo examen de PCR en tiempo real, negativo en la primera ocasión.

“Lo más difícil ha sido enfrentar el miedo y los temores naturales a infectarse con una enfermedad desconocida hasta para los propios especialistas, pero con la preparación que nos han ofrecido los médicos y el personal de Higiene hemos ido ganando en confianza y nuestras rutinas se han vuelto cada vez más familiares, aunque eso no quiere decir que nos descuidemos ni un segundo”, agregó la fuente.

Sobre el compromiso y disposición del colectivo en el momento que se les planteó el reto, el directivo reconoció la disposición de sus trabajadores, y especialmente la de Elizabeth García Nazco y Yanet Madrigal Valdivia, así como la de Leidy Marian Espinoza Pérez y José Manuel Rico Lumpuy, jóvenes maestras y auxiliares pedagógicos respectivamente que desde hace ocho días laboran en zona roja.

Impactos: 62

Compartir: