jueves, diciembre 9El Sonido de la Comunidad
Shadow

Reemberto Abad Alemán Rodríguez, único cabaiguanense que asaltó al Moncada

Aquellos revolucionarios procedían de diferentes lugares de la Isla y entre ellos se encontraban tres espirituanos: Ricardo Santana Martínez, Antonio Darío López García y el cabaiguanense Reemberto Abad Alemán Rodríguez.

Reemberto Abad tenía al morir 25 años de edad
Reemberto Abad tenía al morir 25 años de edad

Por: Daisy Martín Ciriano (Licenciada en Historia)

Han transcurrido 68 años en que un grupo de jóvenes emprendiera la audaz acción de atacar el cuartel Moncada en Santiago de Cuba, considerada como la segunda fortaleza militar del régimen de Fulgencio Batista.

Aquellos revolucionarios procedían de diferentes lugares de la Isla y entre ellos se encontraban tres espirituanos: Ricardo Santana Martínez, Antonio Darío López García y el cabaiguanense Reemberto Abad Alemán Rodríguez.

Reemberto Abad, hijo de padres humildes, tuvo que deambular por diferentes zonas campesinas, junto a su padre y  hermanos, en busca de trabajo.

En 1940, se trasladan para La Habana donde interrumpe sus estudios y se contrata como aprendiz de cocina en el bar-cafetería La Victoria en Lawton. Posterior a este tiempo aprendió además, el oficio de masillero y trabajó en obras de construcción.

Por su gran espíritu de superación, en 1945, se interesó por recibir clases por correspondencia de Mecánica de Aviación, en el Instituto de Aeronáutica de California. Una vez graduado se negó a participar en la guerra de Corea como piloto y su título fue retenido.

Posterior a su regreso de Estados Unidos, se vinculó con jóvenes revolucionarios e ingresó a la Juventud Ortodoxa. Allí conoció a Fidel y a Raúl Castro  y se relacionó con otros revolucionarios. Convencido de que la única vía para el derrocamiento de la tiranía era la lucha armada, se alistó entre los jóvenes que representaron a la Generación del Centenario aquel 26 de Julio de 1953. Durante las acciones, al penetrar por la posta 3 fue herido y después asesinado como a otros compañeros.

Reemberto Abad se inscribió como al cabaiguanense mártir ante los muros del Moncada. Tenía al morir tan solo 25 años.       

Publicación Recomendada

Califican de inestable situación epidemiológica de Cabaiguán a causa de la Covid-19                               

Impactos: 31

Compartir: