miércoles, junio 16El Sonido de la Comunidad
Shadow

Sesenta y un años después de que Faustino se titulara Doctor

2 faustino

Por: Daisy Martín Ciriano (Museóloga)

Han transcurrido 61 años en que el Comandante del Ejército Rebelde Faustino Pérez Hernández, recibiera su título de Doctor en Medicina, profesión que escogió para ayudar a su familia y a quien lo necesitara. Tras su partida para la Capital, su padre perdió en la finca a uno de sus obreros más productivos y experto, conocedor de las faenas del campo, a quien el padre preparaba como futuro guía de las cosechas en la pequeña finca arrendada.

A partir de entonces sus hermanos menores, en especial Carlos, cubrieron su ausencia, redoblando su trabajo.

La Universidad de La Habana era una fragua de martianos y de revolucionarios. Faustino se unió a ellos y en varias ocasiones se vio envuelto en manifestaciones, reclamos y otras actividades clandestinas.

Venció el último examen de medicina en diciembre de 1950, pero no presentó su tesis. No quería que su título tuviera la firma de

Tras el golpe de estado de 1952, se acrecentó la lucha clandestina y se incorporó por completo a la lucha en grupos revolucionarios como ortodoxo, el MNR, hasta integrar la Directiva del Movimiento 26 de Julio, ocupando responsabilidad en la Dirección Nacional.

Después vino el Moncada y la dirección de la lucha clandestina en la Capital, sus viajes a México para llevar dinero y comunicaciones con los Moncadistas. El Granma fue producto de esta vinculación con Fidel y otros que organizaban este viaje de vida o muerte, pero por la libertad de la patria. Precisamente allí y por estas razones durante el combate de Alegría de Pío ´prestó atención a varios heridos durante el combate, entre ellos al Che, herido en la garganta.

Después, durante el período en la Sierra es ascendido a Comandante y con esos grados baja al llano, realiza huelgas, aunque la General fracasa, no se deprime y continúa sirviendo a Fidel, a la Revolución.

Y solo después del triunfo de 1959, y posterior a ser nombrado miembro del primer gabinete revolucionario, llegó la responsabilidad de Ministro de Bienes malversados, tarea que cumplió a cabalidad. Ya había vencido su carrera de Medicina y ahora un Ministro de Educación revolucionario y honesto como su compañero Armando Hart Dávalos firmaba su título, manos que no estaban manchadas con sangre inocente.

Recordamos desde esta página al Doctor Faustino Pérez Hernández, en su posición de médico, pionero en la concepción de la medicina rural.

.

Impactos: 26

Compartir: