sábado, septiembre 25El Sonido de la Comunidad
Shadow

Viaje a las raíces de Blandino en el 82 aniversario de su natalicio (+ Fotos)

Owen Blandino Morell, el Gallo de Cabaiguán, fue uno de los peloteros que más trascendió en su época activa en toda Cuba y es símbolo del deporte en Cabaiguán

Blandino fue jugador estrella en las selecciones de Las Villas y Azucareros
Blandino fue jugador estrella en las selecciones de Las Villas y Azucareros

Por: Daisy Martín Ciriano (Licenciada en Historia y Ciencias Sociales, Biógrafa de Owen Blandino)

La calle 9na del Oeste, muy cercana al ferrocarril Central, en Cabaiguán, resulta la primera diana para el despegue en la vida de Blandino. Allí, alrededor de 1930, se instaló el matrimonio formado por Virginia Morrell Baso, procedente de Vueltas y Jacobo Facundo Blandino Cañizares. En ese mismo lugar nacieron: Orlando, Gladis, Omar, y cuando casi finalizaba el 1939, en la madrugada del 13 de septiembre, llegó el cuarto hijo.

Owen Blandino con el madero en la mano.
Owen Blandino con el madero en la mano.

Como era común, en los hogares humildes, el alumbramiento fue atendido por una partera y en este caso, lo fue Natividad Cañizares Díaz, Nata, queera la madre de Jacobo y por tanto, abuela del párvulo.  Al nacer el bebé y tras conocer su sexo, el padre anunció que le nombraría Owen Eulogio, aunque la  inscripción en el Registro Civil no ocurrió en esta fecha, sino el 7 de marzo del año siguiente.

Durante estos años y muchos más, la familia vivió con estrecheces, en aquella casa de tejas y patio grande que tenía pocas habitaciones. Los hijos mayores se repartían en un mismo cuarto, mientras los menores dormían junto a sus padres. En ese vivienda, que aún está en pie se desenvolvió la niñez de Owen, el que por ser el menor de los hermanos, le llamaron Bencito

Blandino junto a parte de su familia
Blandino junto a parte de su familia

Dentro de este ambiente familiar la personalidad de Owen, se formó como un muchacho respetuoso y alegre, presto a colaborar ante cualquier ayuda que le solicitaran. Acostumbraba, en sus cortos ratos de ocio, a pasarse pelotas de trapo con sus hermanos y otros chicos que llegaban por la cuadra. Cogía bien y tenía fuerza en los tiros.

Nadie pudo imaginar que muchos años después, aquel muchacho moreno, espigado, de largas extremidades, se convertiría en un símbolo del pasatiempo beisbolero en la región y de su país.

Blandino junto a Antonio Muñoz
Blandino junto a Antonio Muñoz

Blandino refleja su actuación en importantes momentos de la historia de Cuba: lucha clandestina y Ejército Rebelde; Liberación; fundación de las MNR, los bombardeos preludio de la invasión a Girón; defensa de las costas cubanas, inicios de las Series Nacionales  de Béisbol y continuador durante 18 series, así como participante en cuatro eventos internacionales, topes y colaboraciones. Recordar su actuar, es educar con su ejemplo a los jóvenes que practican deportes. Hoy, a 82 años de su natalicio, la figura de aquel Gallo, lanza cantíos en cada terreno donde corra una bola.      

Publicación Recomendada:

Avanza en Cabaiguán campaña de vacunación masiva antiCOVID-19

Impactos: 225

Compartir: