sábado, junio 12El Sonido de la Comunidad
Shadow

Yumari González no afloja ante la COVID-19

bbimagehandler

Tomado de: http://www.jit.cu/

La Habana.- LA CICLISTA Yumari González, máxima medallista cubana a nivel internacional, envió un mensaje a sus compatriotas pidiendo que no se rindan ante el aislamiento impuesto por la temible pandemia de la COVID-19.

«Les pido no aflojar, es momento de sacar toda la voluntad para mantenernos a buen resguardo en nuestros hogares, sobre todo quienes no tenemos necesidad de exponernos a este peligroso virus. Nos vemos desde casa el Primero de Mayo», manifestó a JIT desde Cojímar, donde cuida a sus dos hijos y hace ejercicios cada día.

La experimentada pedalista, oriunda de Cabaiguán, en Sancti Spíritus, sabe bien de sacrificios, pues en más de dos décadas ha repletado un cofre con medallas de todos los colores ganadas en campeonatos mundiales y continentales, copas del mundo, juegos panamericanos y centrocaribeños, entre otros.

«No pude llegar al podio olímpico, pero estoy feliz con la cosecha alcanzada para mi pueblo. Aspiro a seguir pedaleando hasta que mis condiciones físicas lo permitan», comentó quien el 13 de junio arribará con orgullo a los 41 años de edad.

González Valdivieso tiene el récord, para el ciclismo cubano, de mayor cantidad de preseas en campeonatos mundiales, con cinco. Dos de esas son doradas y tres plateadas, conquistadas de forma consecutiva entre 2007 y 2010, en las difíciles pruebas grupales del scratch y la carrera por puntos.

En su debut universal escaló a lo más alto del podio en el scratch. Al siguiente año quedó en plata, pero en 2009 subió par de veces al estrado, al repetir el triunfo en esa prueba y sumar el subtítulo en la carrera por puntos.

Este último evento se diferencia sustancialmente del otro, toda vez que incluye en su recorrido varios esprines, todos puntuables como el último hacia la meta, que vale doble.

Su última actuación fue en 2010 con plata en scratch y la alegría de saber que venía en camino su primogénito Alex, una especial y adorada “cosecha” que selló con Fabián hace tres años.

«No me resigno a dejar de montar, ellos y el ciclismo representan mi razón de ser. Cuando no pueda competir seguiré tributando a este deporte desde otra responsabilidad», señaló la Licenciada en Cultura Física y Deportes.

«Esta pandemia nos ha tenido intranquilos, atenta por nuestras vidas, pero como se ha reiterado el arma más efectiva para evitar el contagio es el aislamiento social. No hay que pensarlo mucho, debemos cuidarnos, cuidar a los otros y contribuir a lo que realiza cada día el Estado para acabar con esta fea situación», expresó.

Yumari conoce bien de esfuerzos y voluntades desde que en 1993, siendo una estudiante de secundaria básica, comenzó sus avatares sobre los “caballitos de acero”. Destacó en un par de ediciones de los juegos escolares nacionales, suficiente para que promoviera a la preselección nacional y conquistara premios en certámenes mundiales juveniles.

A ese nivel sumó el bronce de los 500 metros contrarreloj en Eslovenia 1996, y el oro en esa misma modalidad y la plata de la velocidad en Sudáfrica 1997.

«No es fácil atender dos niños y buscar las provisiones, pero me las ingenio con alegría. Todos los días hago rodillo, abdominales, planchas y otros ejercicios de fuerza natural. Cuando esto acabe volveré a las carreteras, mi edad no es una limitante, solo requiere mayor entrega. No es fácil mantener el peso, llevar el control de la casa y la educación de Alex y Fabián, pero me sobra voluntad», indicó.

No por azar incluye en sus arcas 10 medallas en juegos centroamericanos y del Caribe, tres de oro, cinco de plata y dos de bronce, desde el estreno en Maracaibo 1998; y siete (1-2-4) en juegos panamericanos y otras lides continentales.

No hay otra mujer en Cuba con tamaña proeza, protagonizada en siete pruebas diferentes por sus características y distancias, las cuales requieren velocidad, resistencia o ambas cosas.

Yumari todavía puede ganarse un puesto en el equipo para eventos allende los mares y ayudar a sus compañeras más jóvenes a asegurar los podios.

Bien lo saben Arlenis Sierra y Marlies Mejías, desde hace años las más sobresalientes y mediáticas del elenco, quienes por sus actuaciones representan las mayores cartas de triunfo en las futuras carreras de alto rango. 

«No debemos olvidar nunca el desempeño de Yoanka González, única del ciclismo cubano capaz de conquistar el podio olímpico, cuando en Beijing 2008 obtuvo plata en la carrera por puntos. Esa debe ser la meta de las nuevas generaciones, mientras aprovechan la presencia en clubes profesionales, algo que en nuestros mejores momentos no era posible», recordó.

No quiso despedirse sin reiterar al pueblo cubano que «debemos corresponder al esfuerzo y la atención de los trabajadores de la salud y otros organismos para salvar nuestras vidas. Somos humanos, deseamos salir, caminar al aire libre, pero tenemos que ser fuertes, disciplinados y salir victoriosos, como acostumbramos los cubanos en cualquier batalla y escenario».

Impactos: 430

Compartir: