martes, septiembre 27El Sonido de la Comunidad
Shadow

Acercamiento a lo que fue la Casa de Veteranos de Cabaiguán

Aunque no en todos los municipios de Cuba, en muchos de ellos existió una “Asociación de Veteranos de las Guerras de Independencia”. Así sucedió en Cabaiguán, cuya sede fue un regalo de  un libanés que vivió en este territorio

descarga 14 4
La Casa de veteranos de Cabaiguán radicaba en lo que en la actualidad es el paseo Camilo Cienfuegos,

Por: Daisy Martín Ciriano (Licenciada en Historia)

La figura del libanés José Chamán Milla está muy ligada a  la historia de Cabaiguán, desde  su arribo a la localidad. En gran medida se conoce de su vínculo de cooperación con la cultura y la educación en el territorio, pero pocas veces se trata su relación con los veteranos de las guerras de independencia.

Desde que resultó electo concejal en 1928, se ocupó por la atención a los veteranos. Poco después, desde su puesto, solicitó la ayuda de Agustín Cruz, Senador en La Habana, para erigir un busto al Mayor General Serafín Sánchez Valdivia en el parque ubicado en las intersecciones de la carretera Central y la calle Natividad, éste había sido construido por los veteranos de la guerra y nombrado desde su creación con el nombre de este insigne patriota mambí.

La idea fue acogida con mucho entusiasmo y aunque se hizo el busto, por diferentes razones, nunca llegó a colocarse en el lugar convenido.

Muchos años después fue entregado a la Asociación de Combatientes de la localidad.

De igual manera, este libanés, cooperó con cuántas mejoras se pretendieron hacer en el pueblo, y en los primeros años de 1950 donó una casa de su propiedad para establecer allí la “Asociación de Veteranos de las Guerras de Independencia”.

Esta casa estaba situada en la Avenida Rodolfo Benítez Nº 287, construida de madera y tejas, la que inicialmente le había alquilado a los camioneros transportistas, pero cuando conoció la necesidad que tenían los veteranos de un local para reunirse, donó el inmueble y además les regaló una gran mesa de caoba con 12 taburetes y 10 sillones de alto respaldo.

También le entregó la bandera cubana que posteriormente si izó durante muchos años. Imbuidos con el mismo entusiasmo otros hombres hicieron sus donativos, entre ellos Valentín Solano, que trajo del juzgado de Guayos el asta para la bandera donada por Chamán. Este local funcionó como tal, hasta el deceso del último mambí.

Después el inmueble tuvo después varios usos, entre ellos un Museo del Inder. Hoy radica en este espacio el Registro de la Propiedad del territorio, aunque sufrió una reducción de su espacio original.

Impactos: 151

Compartir: