lunes, agosto 8El Sonido de la Comunidad
Shadow

El arte en la producción del tabaco

3 foto 3

Por Daisy Pilar Martín Ciriano

El proceso de producción del habano comienza desde los semilleros de tabaco hasta su consumo por el cliente, un lugar importante en el mismo lo ocupan las escogidas y los despalillos. En las escogidas, se realizan muchas labores entre ellas se preseleccionan los manojos de tabaco de los matules, se procede al zafado, sacuden las hojas para despegarlas, se moja el tabaco para facilitar su manipulación, se selecciona las hojas de las distintas clases de capa para luego pasar al rezagado

En los despalillos,  se le quita la mitad de la vena central a las hojas reservadas para tripa, un cuarto a las destinadas a capote, mientras que a las elegidas para capa se les quita completa, conformando dos bandas.

En Cabaiguán existen varias escogidas y despalillos, y antes existían más porque eran menores, regularmente han sido las mujeres las encargadas de estas tareas.

En 1914, el 19 de mayo se funda el gremio de escogedor de tabaco. Esa organización obrera era la más poderosa del territorio debido a su número y diversidad de sus afiliados y a los recursos con que contaban. En 1916 se fundó el gremio de torcedores y despalilladores. Por acuerdo adoptado por el Ayuntamiento Municipal de fecha 7 de enero de 1935, fue aprobada la construcción del edificio social de los tabacaleros en el solar perteneciente a este colectivo en la céntrica avenida Pío Álvarez, hoy Camilo Cienfuegos. Su construcción concluyó en 1938 y fue considerada como una de las más bellas del pueblo.

Hoy aún las mujeres conforman la mayoría de los trabajadores de los despalillos, con el decursar del tiempo las condiciones de trabajo son más humanas y confortables. En el territorio, al igual que en el pasado y por tener Cabaiguán un gran desarrollo tabacalero, existen despalillos en las zonas rurales como Santa Lucía y Jíquima, mientras que en Cabaiguán se mantienen dos tres unidades despaliladoras.

Impactos: 38

Compartir: