sábado, octubre 1El Sonido de la Comunidad
Shadow

Identidad cabaiguanense, también tiene de árabe

 “La identidad no deja de ser una especie de juego virtual al que nos es imprescindible referirnos para explicar cierto tipo de cosas, pero sin que tenga nunca una existencia real,… un límite al cual no corresponde en realidad ninguna experiencia”.

  Claude Lévi-Strauss

identidad
José Chaman Milla, el árabe que sembró identidad en Cabaiguán.

Por: Aramis Fernández Valderas

En este juego de palabras que contempla el conjunto de sentimientos de pertenencia entran los antepasados, que formaron nuestras costumbres, Cabaiguán es un pueblo muy ligado a las Islas Canarias por el flujo de personas de ese archipiélago hasta esta rica zona tabacalera, pero no fueron los únicos, los árabes también llegaron a esta parte de Cuba y ejercieron influencia  en el mosaico étnico y cultural del cual somos herederos,

Cabaiguán, cuyos primeros pobladores datan de finales del siglo XIX, no estuvo ajeno a la influencia árabe, debido a la presencia de una colonia de hombres y mujeres de esa región geográfica que aún viviendo en minoría supo resguardar su cultura e insertarla en el compuesto de tradiciones isleñas, españolas y africanas; la biblioteca museo de José Chaman constituyó el máximo exponente de lo anterior.

José Chaman Milla, Hombre que cultivó la cultura del cabaiguanense, fomentó una biblioteca para la consulta popular en su propia casa donde exhibía también  piezas museológicas financiadas por el  y procedentes de los países árabes, principalmente del Líbano, su tierra natal.

El museo biblioteca de Chaman Milla, no surge a título personal, fue fruto del consenso de personas interesadas en la cultura del cabaiguanense, por lo que tenía objetivos muy bien definidos.

El paseo de la ciudad, construido entre 1926-1930, fue otro aporte del libanés, él se las ingenió para influir en el ministerio de la construcción, el gobierno nacional y la compañía encargada de la ejecución de la carretera central para desviar la ruta de la misma hacía el mismo centro del pueblo y diseñar la actual alameda.

Aproximarnos a la herencia cultural de los distintos pueblos que de una forma u otra vinieron  a enriquecer  identidad nacional, y por su puesto la municipal, nos permite reconocernos dentro del calidoscopio cultural de la humanidad, legado que, además, nos distingue de otros pueblos como una parte de ellos, por lo que nos legaron, y como pueblo diferente, por lo que somos.

Impactos: 73

Compartir: