lunes, julio 15El Sonido de la Comunidad
Shadow

Incrementó Cabaiguán tasa de mortalidad infantil en 2021

A 10, 92 fallecidos por cada mil nacidos vivos asciende la tasa de mortalidad infantil que computara el municipio al cierre del pasado año

mortalidad infantil
Además de la COVID-19, otras causas incidieron en el alza de ese indicador.

En 2021 Cabaiguán registró los mayores niveles de infectados por COVID-19 en la historia de la pandemia, destacaron cerca de medio millar de pacientes en edad pediátrica, de ellos 84 lactantes; sin obviar 47 embarazadas,  dígitos que entre otras causas generaron un alza en la tasa de mortalidad infantil situándose al concluir el año en 10, 92 fallecidos por cada mil nacidos vivos.

El doctor Carlos Javier Perdigón Portieles, asesor del Programa de Atención Materna Infantil (PAMI) en la Dirección Municipal de Salud Pública, esclarece sobre las consecuencias de los cinco decesos correspondientes al calendario vencido.

“Dos se derivan de la COVID-19, uno por una bronconeumonía grave y el segundo presentó una disfunción múltiple de órganos motivada por una hemorragia pulmonar severa. Ambos eran lactantes pretérmino con comorbilidades asociadas. Una tercera pérdida  obedece a una afección perinatal y los fallecimientos restantes concernieron a neonatos que manifestaron complicaciones”.

Lamentablemente constó una muerte materna. “Una gestante que contrajo el SARS-CoV-2 en el segundo trimestre del embarazo y en la fase inflamatoria de la enfermedad experimentó una bronconeumonía grave”, dijo el galeno.

Durante el pasado período constaron 458 alumbramientos, uno más que en el ciclo precedente, y el índice de bajo peso al nacer en 5, 9 lo evidencian los 27 cabaiguanenses que al llegar al mundo exhibían esa condición. 

El indicador de mortalidad infantil del territorio supera la media provincial, no obstante a tenor con la crisis epidemiológica y a tono con ese programa, se mantiene la prioridad  de velar por la vida de la madre y su hijo, precisa el facultativo.

“Se ha llevado a cabo un estricto control de todas las gestantes con el fin de detectar a tiempo morbilidades para disminuir la morbimortalidad materna-perinatal,  neonatal precoz y en la etapa de lactante.  Asimismo hemos realizado acciones de conjunto con las autoridades gubernamentales y las comisiones de prevención en aquellas embarazadas que se niegan a ingresar y constituyen riesgo relevante de desarrollar otras patologías”, puntualizó. 

Perdigón Portieles sostuvo que aunque la consulta de Atención a la Pareja Infértil muestra resultados lográndose en la etapa 38 embarazos para una eficacia del 53, 5 por ciento, aún los parámetros se comportan por debajo de los propósitos de la región espirituana y el país.

Publicación Recomendada:

Novedades tecnológicas sustentan programa varietal cañero

Compartir: