viernes, junio 25El Sonido de la Comunidad
Shadow

Maternidad y paternidad: Responsabilidades compartidas

3.1 Maternidad y Paternidad responsable

Por estos días mucho se habla de maternidad y paternidad responsables, y es que con el inicio de la jornada promovida por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) que apuesta por abordar estos roles desde la corresponsabilidad en la atención al desarrollo pleno y seguro de los hijos; estos términos se vuelven recurrentes en medios de comunicación y espacios de socialización de la población cubana actual.

A nivel mundial se ha avanzado en la promoción de conductas positivas a favor de la crianza de los hijos tanto en madres como padres, pero no deja de ser cierto que es la madre la que más rápido asume su función, incluso desde que conoce de la existencia de una nueva vida en su interior ya comienza a verse como tal, y a imaginarse en el desempeño cotidiano de las tareas inherentes a este nuevo rol.

Sin embargo, para el hombre es más difícil, y esta realidad la asume más tardíamente. Unido a ello, la sociedad misma ha incidido en que estas responsabilidades se atañen más al sexo femenino, excluyendo de ciertas cosas a los hombres; y en los momentos actuales se aboga por igualdad de funciones, y por la camaradería que debe existir en la pareja para que se llegue al término feliz de esta carrera que inicia justamente con la notificación de que serán padres.

Basta con que una joven embarazada acuda a consultas de seguimiento sin su pareja, para que no pocos comiencen a hablar sin fundamentos lógicos: que si se trata de una producción independiente, o que si el novio la dejó apenas supo que ella había decidido tener a su hijo, en fin, muchos son los cuestionamientos, mas, es preciso trascender esta línea de críticas y mejor pensar en que múltiples causas pudieran influir en ello y que no necesariamente se relacionen con el abandono de la responsabilidad por parte de la figura paterna. 

Dicen por ahí que nadie nace sabiendo cómo ser un buen padre o una buena madre, y es cierto, nadie te enseña a ello, porque cada relación entre madre o padre e hijo es única y por eso no existen reglas básicas, pero sí pautas a tener en cuenta que te ayudarán a desempeñar mejor esta función social.

Por ejemplo, permitirles que vivan su propia vida, guiando su camino pero sin imposiciones, acompañándoles en cada momento pero permitiéndoles que tomen sus propias decisiones, establecer reglas y hacerlas cumplir, respetar sus criterios, escucharlos, llegar a acuerdos mutuos, ser parte de su día a día, te ayudarán a cumplir mejor tu papel y a hacer más llevadero este camino, que aclaro, nadie ha dicho que será fácil.

Ser padres es un nuevo trabajo que asumirás y que tendrás que desempeñar a tiempo completo, pero es una de las cosas más gratificantes que podrás vivenciar en tu existencia.

Aprovecha esta jornada que se extenderá hasta el 17 de junio, y repiensa tu modo de actuación, que en cada etapa de la vida de tu hijo será diferente, valora junto a tu pareja la posición que asumes, lleguen a consensos y apuesten por el crecimiento sano y feliz de su descendencia.

Impactos: 5

Compartir: