sábado, junio 19El Sonido de la Comunidad
Shadow

Sector privado en Sancti Spíritus se estrena en el comercio exterior

2 Ecomadera foto Pavel Sanchez

Por: José Luís Camellón (Tomado de Escambray)

Desde el  Colorado, en Cabaiguán, madera plástica para el mundo.

Las formas de gestión no estatal en Sancti Spíritus hicieron su estreno en el comercio exterior al materializarse las primeras acciones de exportación e importación por representantes del sector privado, en correspondencia con la autorización desde julio pasado de exportar productos y servicios por parte de todos los sectores de la economía, así como de adquirir materias primas necesarias para la producción de bienes y servicios, mediante contratos con 37 empresas estatales con facultad para comercializar fuera del país en Moneda Libremente Convertible.

Un cargamento de ecomadera, producto elaborado a partir de desechos plásticos, se inscribió como la primera exportación del sector privado en el territorio, incluso pudiera ser el primer renglón no primario exportado en Cuba, a la vez que figura ya en la cartera del comercio exterior, expresó a Escambray el trabajador por cuenta propia Pavel Sánchez Zerquera, al frente del proyecto denominado Ecomadera Cubana.

“Acabamos de realizar en diciembre la primera exportación de 24 toneladas de madera plástica hacia República Dominicana a través de la Empresa Comercializadora BK Import-Export por un valor cercano a los 13 000 dólares; es un producto desarrollado ciento por ciento con material reciclado y hemos obtenido perfiles, columnas y piezas similares a la madera, con ventajas para el medio ambiente porque evita la tala de árboles, la emisión de CO2, sanea la basura y es más duradero que la madera natural”, detalló Pavel Sánchez.

La madera plástica, como también se le conoce, se elabora a nivel de país únicamente en Sancti Spíritus, en un taller emplazado en la zona de El Colorado, en Cabaiguán, como parte de un proyecto que integra varias formas de gestión no estatal y logra encadenamiento productivo con entidades estatales.

“Su uso fundamental es en la construcción, esta primera exportación de perfiles procesados no fue una venta puntual, ya tenemos más demanda y aspiramos a ser un suministrador estable a clientes del Caribe, incorporándole más valor agregado; en Cuba se emplea hace varios años, ha tenido mucho éxito, sobre todo en lugares turísticos como Varadero, los Cayos, La Habana y, en la provincia en instalaciones de Flora y Fauna; hasta ahora nuestro producto estrella es la pasarela de playa”, explicó Pavel Sánchez.

La inserción del sector privado espirituano en el comercio exterior encontró concreción también mediante la primera importación de una forma de gestión no estatal, específicamente a través del trabajador por cuenta propia Didier Acosta García, dedicado a las actividades de fotografía y mecanografía.

“Esta apertura de importar es algo muy positivo para el trabajador por cuenta propia que no contaba con un sistema mayorista donde poder proveerse de insumos para la actividad, había que depender de mecanismos irregulares, ya tenemos la vía lícita para solicitar esas materias primas, que te las hacen llegar o se buscan en La Habana; aunque, en honor a la verdad el mecanismo es moroso, debe ganar en agilidad a tono con la calidad del servicio que se anunció y con la necesidad de la divisa que tiene el país”.

“A través de Consumimport hice dos compras de papel de impresión y otros materiales de oficina que tenían en plaza, ya estoy gestionando la tercera adquisición de estos insumos; también nos hemos unido varios trabajadores privados del país para hacer una importación de equipos para esta actividad y estoy haciendo otros pedidos a Cimex en la provincia; esta apertura amplía el horizonte al trabajador particular”, comentó Didier Acosta.

Impactos: 29

Compartir: