lunes, junio 27El Sonido de la Comunidad
Shadow

Mario Alba: una historia viva en Cabaiguán

Después de la liberación de Cabaiguán Mario Alba participó en los combates de Placetas, Remedios, Caibarién, Loma del Capiro y Santa Clara en general

Mario Alba

Por: Daisy Martín Ciriano

En febrero de 1952 llegó a Cabaiguán el tabaquero Mario Rafael Alba Castellón, procedente de Manicaragua.  Lugar donde nació el día 18 de diciembre de 1930, y allí, con solo 14 años, aprendió la profesión.

A pesar que sus padres tenían una pequeña parcela, él se buscaba el sustento y ayudaba a la numerosa prole de hermanos  que conformaban su familia.

En este pueblo tenía un amigo llamado Eladio Martínez Alarcón quien lo motivó para que se incorporara junto a él, en la fábrica de tabacos Galileo, de Oscar León. En esa tabaquería se vinculó con trabajadores de ideales revolucionarios como Modesto Valdés, Genaro Molina, Carlos Cruz, Elio Torres, Mario García y Diego Viera, entre otros. Al constituirse el Movimiento 26 de Julio en Cabaiguán en 1955, se integró en la célula de la fábrica Galileo atendiendo la Sección Obrera de la Organización junto a otros tabaqueros como Pedro Estepa y Samuel Concepción. Desde esta responsabilidad formó parte del grupo de dirigentes obreros cabaiguanenses que firmaron, y enviaron carta al director del Noticiero Radio Aeropuerto Nacional, el 21 de junio de 1957,  para que la diera a conocer al pueblo. Este año  fue apresado junto a Miguel Reyes y Oscar León, el dueño de Galileo, acusado de colaborador del Movimiento 26 de Julio. Posterior a su libertad se incorporó a la guerrilla del Che y se preparó en la escuela de reclutas en Caballete de Casa.

Integró como soldado el Pelotón Suicida bajo el mando de Roberto Rodríguez, el Vaquerito. Después de la liberación de Cabaiguán participó en los combates de Placetas, Remedios, Caibarién, Loma del Capiro y Santa Clara en general. Luego de la conclusión de la guerra continuó hacia La Habana y se estableció en La Cabaña. Posteriormente fue desmovilizado y regresó a Cabaiguán donde ocupó la responsabilidad de Comisionado del Ayuntamiento en 1960, después de René Dorta Serrano.

Después, a propuesta de Humberto Pérez González, realizó su preparación en la escuela Ñico López, aproximadamente durante 8 meses y una vez concluido el curso fue seleccionado para trabajar en la fábrica de armas de La Campana, en Manicaragua.

Ocupó otras responsabilidades en tareas importantes como Inspector del INRA del 1962 a 1966, posteriormente se incorporó a laborar en Cuba Cítrico como responsable de producción en la provincia Habana, trabajó después  como administrador de dos centros en el INDER, desde donde, y a solicitud de Ramiro Valdés, se incorporó al Instituto de Obra Marítima como patrón de barco, hasta 1991 en que se jubiló, y permaneció radicado en La Habana.

Hoy nuevamente reside en Cabaiguán y esta breve reseña de su historial revolucionario, es un regalo que le hace este pueblo en el 91 aniversario de su natalicio.

Aún Mario Alba, participa en las actividades del CUM, del Museo, de la ACRC y de la Cátedra Cmdte Faustino Pérez donde tributa importantes anécdotas y vivencias que enriquecen la historia local combativa de este pueblo y del país.

Publicación Recomendada:

Sesionó Asamblea Municipal del Poder Popular en Cabaiguán (+Fotos)

Impactos: 60

Compartir: