martes, junio 28El Sonido de la Comunidad
Shadow

Hay miles de cosas que podemos hacer mejor

Así se pronunció el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, tras recorrer objetivos económicos e intercambiar con investigadores de la Universidad en el contexto de la visita integral a la provincia de Sancti Spíritus

Diaz Canel en Casas de cultivo de Valle caonao 908x525 1

La trascendencia de revitalizar la producción agropecuaria y cañero-azucarera y abrir más el diapasón investigativo e innovador para responder desde la ciencia a las diversas problemáticas económicas y sociales del territorio, ocuparon la atención principal del Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez en recorrido por objetivos económicos y en un intercambio con profesionales universitarios, como parte de la visita integral del Secretariado del Comité Central y su estructura auxiliar a la provincia de Sancti Spíritus.

Acompañado por Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros, el Presidente de la República llegó al polo productivo Batey Colorado y las casas de cultivo rústico, ambas áreas pertenecientes a la Empresa Agroindustrial de Granos Valle del Caonao, en Yaguajay, y evaluó también la marcha de la zafra en la Empresa Agroindustrial Azucarera Melanio Hernández, de Tuinucú.

Tras conocer que, luego de 28 días de operaciones —de 34 programados para la cosecha—, el central solo ha ejecutado el 65 por ciento del plan de producción de azúcar y acumula un atraso superior a las 2 800 toneladas, Díaz-Canel indagó por las estrategias que se aplican para revertir el bajo aprovechamiento de la molida en una etapa de despunte del rendimiento industrial y mejor estabilidad operacional, luego de los contratiempos causados por las roturas del ingenio al comienzo de la campaña.

“Aquí la perspectiva para recuperar el atraso es buena, independientemente de lo que hayamos pasado al principio, podemos cumplir el plan y cerrar bien la zafra; sobre todo tratar de cumplir sin cortar más caña”, subrayó Díaz-Canel.

A seguidas, el mandatario cubano resaltó la importancia de “pensar tanto en la zafra como en la siembra de caña, si hay que movilizar fuerzas hacerlo, pero hay que sembrar caña y sembrarla con calidad”, acotó.

Luego de indagar sobre el comportamiento energético del central y conocer por intermedio de sus directivos que se autoabastece de electricidad y aporta al Sistema Electroenergético Nacional, el Presidente destacó la trascendencia del sector en este sentido y las potencialidades que tiene la industria azucarera cubana para generar electricidad a partir de una fuente renovable.

El Primer Secretario del Partido insistió en la importancia de la diversificación productiva como sostén de la eficiencia empresarial “aunque la caña tenga un año malo”, y recalcó que “esta es una industria de derivados, no solo de azúcar, por eso necesitamos desarrollar esa potencialidad en la medida de las posibilidades; hay que hacer estudios de mercado para conocer cómo se mueven el azúcar y los derivados, y saber comercializarlos”, manifestó.

En el intercambio con directivos y especialistas del sector exhortó a investigar sobre las semillas y variedades de caña, sobre las nuevas tecnologías que se utilizan en el mundo para la producción azucarera e irlas incorporando; “tenemos que observar lo nuevo y ver cómo poco a poco vamos modernizando la industria para tener algún día un central más moderno”, expresó.

Con particular énfasis, Díaz-Canel indicó ir a los jóvenes ingenieros, “para que nos den sus criterios de que cosas ellos creen que se pueden mejorar en la zafra, seguro que algunos de ellos han estudiado las tendencias de la producción azucarera en el mundo; hay que confiar en los jóvenes, ese es el futuro”, señaló.

“Necesitamos que la industria azucarera se robustezca, se recupere, le pueda aportar al país, es una cosa que sabíamos hacer bien; además, es imprescindible, produce energía, alimentos para las personas y los animales, y a ella tenemos asociada la vida de mucha gente”, destacó Díaz-Canel.

Como parte de su visita al central Melanio Hernández, indagó sobre la incorporación a la zafra del Uruguay, prevista para el primero de febrero; a la vez que indicó completar el programa de desarrollo cañero, de manera que las tierras que queden vacías se siembren de comida. También sugirió ver la experiencia del policultivo en la caña, una práctica que contrarresta el enyerbamiento y permite utilizar más el suelo.

“¿Eso está prohibido? —preguntó—; entonces, vamos a hacerlo, así podemos recoger caña y recoger otras cosechas”, expresó.

“Hay miles de cosas que podemos hacer mejor; un central que cuente con caña para fabricar azúcar, aporte alimentos y tenga ingresos suficientes para mejorar la calidad de vida de las comunidades de su entorno es una fortaleza y la gente ve que trabajando en una empresa como esta se puede vivir bien y tener un proyecto de vida”, subrayó el mandatario cubano.

En el contexto de la visita integral del Secretariado del Comité Central y su estructura auxiliar a Sancti Spíritus, el Primer Secretario del Partido, acompañado también por Deivy Pérez Martín, primera secretaria de la organización en Sancti Spíritus, y por Teresita Romero Rodríguez, gobernadora provincial, conoció parte de las experiencias productivas y económicas de la Empresa Agroindustrial Valle del Caonao.

En Batey Colorado, uno de los cuatro polos productivos de la entidad yaguajayense, Juan José González, delegado de la Agricultura en la provincia, informó sobre los resultados de la empresa, la experiencia del arrendamiento de las máquinas de riego a productores individuales y la diversificación de las producciones en unos de los principales escenarios agrícolas espirituanos, que actualmente, de 5 214 hectáreas, dedica alrededor de 3 000 a los cultivos varios, esencialmente sorgo, frijol, maíz, vianda, frutas, hortalizas; en tanto la entidad entregó al cierre del pasado año unos 800 000 litros de leche.

Díaz-Canel se interesó allí por la aplicación de la ciencia y la innovación, las alternativas que explota la empresa para obtener divisas, el salario de los trabajadores, el precio de sus servicios a los productores y el funcionamiento de los colectivos de trabajo, así como por el impacto de las medidas implementadas para potenciar la agricultura.

“Además de avanzar en la producción de alimentos, en la misma medida en que las entidades productoras vayan obteniendo más utilidades, hay que dar una parte importante de esas utilidades para mejorar las comunidades rurales, a mejorar las condiciones de vida en el campo, eso es lo que nos dará también estabilidad en la fuerza laboral, opciones de vivienda para los trabajadores; tenemos que buscar que las comunidades que hagamos en los campos se urbanicen, tengan los servicios fundamentales y espacios de recreación”, manifestó Díaz-Canel.

En las casas de cultivos rústicas, el mandatario se interesó por la producción de las hortalizas, los destinos y las capacidades de exportación que están desarrollando a través del ají picante Chile Habanero.

Tras conocer esas y otras experiencias productivas, Díaz-Canel expresó: “No paren, sigan trabajando así; ustedes son un referente en la agricultura y de las cosas que podemos hacer; esta es la agricultura que da gusto ver y que necesitamos”.

En otro momento de su diverso recorrido en la jornada del jueves, Díaz-Canel y Morales Ojeda se reunieron con los profesores e investigadores de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez (UNISS) y de otras instituciones de la provincia, para conocer sobre las alianzas de la casa de altos estudios con las entidades del territorio y la implementación del sistema de gestión de gobierno basado en ciencia e innovación.

Durante el encuentro, líderes de varios proyectos de investigación de la UNISS expusieron los resultados de estos en áreas como el empleo de las fuentes renovables de energía y la producción de alimentos a favor de la soberanía alimentaria; a la vez que el mandatario cubano llamó a potenciar el campo investigativo e innovador con miras encauzar desde la ciencia el desarrollo y las diversas problemáticas económicas y sociales del territorio.

A la par que elogió la interconexión de la universidad con la dinámica socioeconómica espirituana, Díaz-Canel se interesó de forma específica por los resultados de varios proyectos investigativos concatenados directamente con la generación de energía renovable, la obtención de variedades, la posible reutilización de suelos salinizados y el manejo de bioproductos, entre otros.

“Le pedimos a la UNISS ayudar al territorio a concretar la manera de estimular la participación popular y, más que eso, el control popular, que no lo sabemos hacer; si nosotros avanzamos en estos aspectos, en los próximos años podremos dar una mejor respuesta a los problemas de la sociedad”, declaró.

El Presidente cubano, a la vez que reconoció el papel de los matemáticos en el enfrentamiento a la pandemia, elogió el modelo diseñado por el «profe» —profesor Carlos Sebrango— y por la propia universidad espirituana para predecir el comportamiento del SARS-CoV-2; “es uno de los que más se han acercado a lo vivido en la Mayor de las Antillas”, expresó.

“A uno le impacta mucho la manera en la que ustedes, como universidad, están trabajando y eso da una visión de las potencialidades que todavía tiene el territorio”, concluyó Díaz-Canel.

Publicación recomendada:

Alma Wrves fallece el mismo día de cumplir sus 95 eneros (+ Audio y Fotos)

Impactos: 21

Compartir: