martes, septiembre 27El Sonido de la Comunidad
Shadow

Cuba: Ejemplo ante el mundo en materia de prevención

1 foto prevención Coronavirus

Mientras en el mundo se cierran fronteras, se despliegan ejércitos y el pánico inmoviliza hasta la capacidad de pensar lo mismo de un ciudadano común que de no pocos mandatarios con el deber de conducir una nación; mientras los medios de comunicación se llenan de titulares de famosos padeciendo (o muriendo) por la COVID- 19, en Cuba, a pesar de los pesares, la gente vive, preocupada, pero avanza en sus retos diarios.

Y no es que los de aquí no tengamos percepción de riesgo, o lo tiremos todo a jodedera o los niveles de  responsabilidad o capacidad de rasocinio no nos alcancen para percibir el peligro que ahora mismo se cierne sobre el mundo producto de una pandemia que se ha cobrado ya más de seis mil vidas y afecta a más de 120 países.

No… lo que sucede es que, más allá de panfletarias consignas y vacíos slogans, los cubanos contamos con un sistema de prevención de salud que ha dado muestras más que fehacientes de su efectividad, sobretodo en tiempos donde las emergencias epidemiológicas convocan casi diariamente a la adopción de medidas, implementación de estrategias y hasta a lo que en otro lugar sería un “corre- corre”, pero que aquí funciona como un reloj… ¡claro, porque se trata de salvar vidas!

Por estos días he escuchado opiniones que van desde la necesidad de cerrar fronteras, hasta el cuestionamiento de por qué no se reparten o se venden nasobucos para comenzarlos a usar “ya”, e incluso algunos hasta han hablado de impedir la entrada de turistas que han identificado en Cuba el lugar “ideal” para enfermarse…

Desde mi humilde posición de periodista no tengo respuestas oficiales a semejantes interrogantes, más sí me atrevo a invitar a mis compañeros a un análisis: hace cuestión de una semana se anunció la presencia de los tres primeros casos de coronavirus en la Isla y un par de días más tarde el cuarto… se informó sobre las medidas adoptadas y el control epidemiológico que incluyó desde el aislamiento de los contactos hasta la desinfección microscópica de ómnibus, hostales, casas… ¡y hace más de cuarenta y ocho horas no se ha conocido más que de “evoluciones favorables”, altas por descartes de la enfermedad y solicitudes de ayuda a Cuba para frenar al Coronavirus!

Pero digo más, ¿acaso nos hemos sentado a pensar con detenimiento y  evaluar en su justa dimensión la manera en que se notificó el primer evento? ¿En qué otro lugar del mundo ya sea un chofer o una turoperadora o la propietaria de un establecimiento tienen la conciencia suficiente como para alertar sobre un posible enfermo de la COVID- 19, sin que los detuvieran afectaciones salariales o posibles pérdidas económicas a unos y otros?, ¿conoce usted de otro país donde, aún sin que llegara la enfermedad ya se estaba capacitando gente, preparando condiciones, adoptando medidas para la conservación de la vida de sus ciudadanos?

Cuba tiene muchos temas que resolver, deficiencias que superar y limitaciones que disipar, incluso en materia de salud pública, pero en cuestiones de enfrentamiento a epidemias o fenómenos adversos, es como si se nos removiera esa simiente que hace un par de siglos el Apóstol nos legó cuando dijo: “En prever está todo el arte de salvar”.

No por casualidad es entonces que la industria farmacéutica cubana garantiza la producción de fármacos ya probados y con alta eficacia como el Interferón Alfa 2B Humano Recombinante, además de otro grupo de medicamentos, que forman parte del protocolo para atender a pacientes con esta enfermedad y las complicaciones que pudieran derivarse. 

Tampoco lo es que una delegación técnica especializada de Cuba llegara la noche de este domingo a Venezuela para apoyar la estrategia de contención de la COVID-19 o que Italia, país del primer mundo, esté solicitando ayuda a los galenos de la Isla… no es eventualidad entonces, tampoco, que ya la gente ande fabricando mascarillas, buscando constantemente información actualizada, y hasta avisándole al vecino para que no se pierda el noticiero…. ¿y qué es esto si no pensar como país?, ¿qué es si no hacer Cuba?… Lo invito…. Saque usted sus propias conclusiones    

Impactos: 21

Compartir: